Alcaldia
  |   22.Agosto.2017   |   Por:  

¿Se convertirá el asilo a la fiscal Ortega en un conflicto bélico entre Colombia y Venezuela?

Aranzalez
A través de su cuenta oficial en Twitter, el presidente Juan Manuel Santos ofreció su respaldo a la fiscal venezolana, Luisa Ortega, quien se encuentra en territorio colombiano tras su intempestiva salida de Venezuela, en compañía de su esposo, el diputado Germán Ferrer.
Velotax

El mandatario señaló que si ella decide pedir asilo político en Colombia, lo obtendría.
Ortega y su esposo huyeron inicialmente a Aruba en una lancha desde la Península de Paraguaná y desde esa isla abordaron un avión a Bogotá, según fuentes diplomáticas. 
Ortega fue destituida de su cargo el 5 de agosto como primera medida de la Asamblea Constituyente que gobierna Venezuela con poderes absolutos, mientras que el TSJ ordenó enjuiciarla.
La situación se ha tornado tensa dada la conocida actitud bélica del presidente venezolano, Nicolás Maduro,  sin embargo han sido múltiples los sectores que apoyan la iniciativa del presidente Santos de acoger y proteger a las personas que son perseguidas por el régimen venezolano.
Eduardo Bejarano, analista político, puntualizó que ha sido correcta la posición de Santos y afirmó que este ha dejado en claro que pese a las relaciones con el país hermano y su apoyo para el proceso de paz, no está dispuesto a pasar por alto las violaciones a derechos humanos que presuntamente se vienen cometiendo aunque esto desemboque en el rompimiento de las relaciones entre los dos países e incluso un ataque unilateral desde Venezuela en contra de Colombia. 
“Se evidencia un claro desespero de Maduro por su situación interna y la presión que vienen ejerciendo los países de todo el mundo, pues cada vez es menos el acompañamiento que tiene el país hermano e incluso países como Ecuador y Perú que fueron sus aliados ya llamaron a sus embajadores, el margen de maniobra del tirano que se denomina presidente de los venezolanos es cada vez más pequeño”, indicó Bejarano.
Didier Blanco, psicólogo y abogado, enfatizó que el rompimiento de relaciones no será solo con Colombia sino con todos los países de América Latina que no comulgan con la posición de Maduro, además agregó que los colombianos están dispuestos a dar una mano solidaria a los venezolanos y no actuar como la parte militar venezolana cuando meses atrás sacaron de forma inhumana a los colombianos de su país.
“El torniquete de la represión en Venezuela seguirá apretando y eso llevará a Maduro a cometer muchas imprudencias, la comunidad internacional está vigilante incluso el presidente Trump afirmó que no descarta una acción militar y tanto demócratas como republicanos han señalado que la situación de Venezuela es insostenible, el apoyo del presidente Putin de Rusia es simplemente un intento de salvar la deuda que tiene con Venezuela con ellos que es gigantesca”, indicó Blanco. 
Comentó que el gobierno de Venezuela está en una situación crítica en la cual Maduro podría buscar crear un conflicto bélico para buscar una unión interna ante la dura situación económica que está a punto de reventar el país hermano. 
Sin embargo afirmó que Colombia está ampliamente preparada para enfrentar una actuación armada por parte de Venezuela y será una lucha que seguramente contará con el apoyo de EE.UU y otros países aliados. 
“No podemos descartar que Venezuela inicie un conflicto, en América Latina el desespero de un mandatario en aras de querer mayor apoyo interno han llevado a guerras, hace poco días hubo una movilización de tanques en la frontera que da mucho que pensar, en la década de los 90 Perú fomentó una guerra contra Ecuador para incentivar la unión patriótica en torno a Fujimori quien se encontraba a puertas de una elección”, puntualizó Bejarano.