Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 30.Noviembre.2021
Velotax
  |   17.Noviembre.2021   |   Por:  
Javier Soto

Los argumentos con los que la representante Magali Matiz le dijo no a la regulación de la eutanasia

Crédito: 
Suministrada
Por tercera vez, la iniciativa se hundió en el Congreso.

"Una muerte digna, no significa una muerte asistida. Una muerte digna tiene que ir relacionada necesariamente con los cuidados paliativos, que son esos cuidados apropiados para un paciente que tiene una enfermedad terminal". Así indicó la representante Adriana Magali Matiz durante el debate del proyecto de ley que ayer se hundió en el Congreso.

La congresista conservadora indicó que “los esfuerzos se deben ocupar en garantizar que la vida de los colombianos, tenga ese pleno derecho en el servicio de salud”.
 
Nuevamente no prosperó esta iniciativa después de que 78 representantes votaran por el no, entre ellos Adriana Magali Matiz, y 65 por el sí. 

El proyecto de ley que era de autoría del representante liberal Juan Fernando Reyes Kury, planteaba una serie de requisitos para acceder al derecho de morir dignamente, para que en caso de que una persona que padezca una enfermedad incurable, en fase terminal o una condición médica que afecte su calidad de vida pueda acceder libremente a la eutanasia.

Este proyecto buscaba reglamentar la muerte digna en Colombia, derecho creado en 1997 el cual, hasta hace unas semanas, solo era permitido para pacientes con enfermedades terminales.

Sin embargo, a finales de octubre, la Corte Constitucional amplió el acceso a la eutanasia para pacientes que no sean terminales, pero tengan "un intenso sufrimiento físico o psíquico proveniente de lesión corporal o enfermedad grave e incurable".