Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 03.Diciembre.2021
Velotax
  |   14.Diciembre.2020   |   Por:  
Ecos del Combeima

¿Hay diferencias entre el Centro Democrático y Duque?

Iván Duque
Crédito: 
Presidencia de la República
El Ping Pong Político conoció que dirigentes y congresistas se encuentran preocupados por el futuro del CD, incluso se habla en Bogotá que el próximo año podrían tomar distancia del Gobierno.

Hay molestia en las altas esferas del Centro Democrático con algunas decisiones que ha tomado en los últimos meses el presidente Iván Duque que no favorecen al partido.

El Ping Pong Político conoció que dirigentes y congresistas se encuentran preocupados por el futuro del C.D, incluso se habla en Bogotá que el próximo año podrían tomar distancia del Gobierno Duque.

Dicen que en el gabinete se mantiene un 35% de funcionarios ´Santistas´ en el poder, cosa que genera parte del malestar.

Por ejemplo, en la visita del presidente Iván Duque al Tolima, la estructura política de la senadora Paloma Valencia no asistió al encuentro, dicen en voz baja los ´Palomistas´ que si en Bogotá no los atienden porqué en las regiones respaldar los eventos del mandatario.

La semana pasada en el dialogo por la reactivación, 2 concejales del C.D intentaron hablar con el mandatario de los colombianos pero no les atendió, solo les manifestó que debían hablar con Ricardo Ferro, situación que generó malestar.  por ejemplo Milton Restrepo habría salido del Parque Deportivo incomodo por la indiferencia de los funcionarios del Gobierno Nacional, pero también porque manifestaron que el intermediario era el representante a la Cámara.  

El pasado viernes el diario el Tiempo publicó; El presidente Duque les dice no a Uribe y a Santos.

El jefe de Estado se opone a reducir la jornada laboral y mantendrá embajador en Washington.

El presidente Iván Duque tomó distancia del expresidente Álvaro Uribe Vélez y desoyó por completo al también expresidente Juan Manuel Santos. Sin mencionarlos, les envió sendos y absolutos mensajes: al primero, no a su propuesta de reducir la jornada laboral de los colombianos de 48 a 40 horas semanales; y al segundo le negó su petición de cambiar al embajador en Washington, Francisco Santos Calderón.