Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 20.Octubre.2021
Constructora Bolivar
Velotax
  |   26.Abril.2019   |   Por:  
Ecos del Combeima

Control de recursos, eficiencia del personal y planes de salud pública a niños y adultos mayores para mejorar la crisis de hospitales, propuesta de Giovanny Molina

Giovanny Molina
Crédito: 
Javier Pérez / Ecos del Combeima
El precandidato a la Asamblea del Tolima enfatizó en tres ejes para mejorar la crisis que atraviesan los hospitales del departamento y que ha disminuido su capacidad para brindar una buena atención a sus usuarios.

En dialogó con Econoticias el precandidato a la Asamblea del Tolima, Giovanny Molina, quien hizo referencia a la crisis que atraviesa el departamento del Tolima en el sector de la salud a causa del cierre de las urgencias de varios hospitales, recayendo la responsabilidad en el Hospital Federico Lleras el cual hace unos días presentó colapso en la prestación de estos servicios.

“Veo al Hospital Federico Lleras totalmente colapsado en el tema de urgencias debido a que termina recibiendo varios de los servicios que deberían prestar los hospitales de primer nivel”, crisis que según Molina se debe a la “iliquidez de los hospitales que ha terminado con las urgencias de Medicadiz y la Clínica Minerva”

En el análisis a la deuda que tienen las ESP a los hospitales de segundo y tercer nivel del departamento, es claro que son más de 300 mil millones de pesos a corte del 31 de diciembre del 2018, y siendo casi el 50% de cartera que se le adeuda al Federico Lleras.

El precandidato calificó esto como un “sistema perverso, el principal asesino en materia de salud es la Ley 100 de 1993 que hace que no solo le deban a los hospitales sino que también no exista un servicio humanizado y la dignificación del servicio sea nula”, situación que debe mejorar con los nuevos gobiernos.

Desde hace varios años la Gobernación del Tolima se había proyectado en la compra de la Manuel Elkin Patarroyo que hoy ha estado en proceso de subasta inversa y que se supone era para descongestionar el Federico Lleras Acosta, sin embargo, “es un tema de complejidad de lo que pasa en la crisis, no es solo el Federico sino lo que pasa en otros hospitales y termina adsorbiendo al Federico, el gran problema es que pueden existir muchos proyectos pero mientras el hospital no siga siendo productivo no se puede apostar a estos proyectos”.

En su gestión como secretario General del Gobierno Departamental, Molina hizo énfasis en los hospitales de segundo nivel al que se hizo un aporte para salvarlos fiscal y financieramente, recordando que para el 2016 se presentaron problemas graves con el hospital de Purificación, “donde la gente había perdido la confianza porque no atendía ningún especialista, el personal tenía seis meses de deuda de salarios”.

Para ese centro asistencial se logró hacer una transferencia de recursos y después de tener un difícil de 12 mil millones de pesos, este año está con 2 mil millones, donde se evidencia que “no solo fue inyectar recursos sino hacer seguimiento y ejercer un plan de acción para que los hospitales sean auto sostenibles”.

Ejes fundamentales 

Conociendo la crisis de los hospitales que se presentan en Ibagué con el principal centro hospitalario y en los de primer y segundo nivel del Tolima, el precandidato a la Asamblea, enfocó su propuesta en tres grandes ejes fundamentales:

-Control de los recursos: Donde se deben fortalecer los mecanismos de control, verificación y seguimiento que se hace a los recursos que se manejan desde hospitales de segundo y tercer nivel, debido a que “nos quedamos en ese ejercicio desde la Secretaría departamental, se debe involucrar a la Contraria departamental y también desde la Asamblea”.

-Eficiencia del personal de los hospitales: Desde la Asamblea se debe verificar perfiles de los gerentes, deberán ser personas que conozcan y además la verificación de los perfiles del personal relacionado con las auditorias, el cual deberá tener un soporte técnico, financiero y jurídico.

-Fortalecimiento del plan de salud pública: Esto se deberá hacer desde la salud preventiva en primera infancia y adultos mayores, creando control de nutrición, diagnostico a tiempo de las enfermedades, y hábitos y estilos de vida saludables, “para hacer la salud más preventiva que valdría mucho menos al departamento que trabajar desde una salud correctiva cuando lleguen las enfermedades”.