Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 30.Noviembre.2021
Velotax
  |   16.Junio.2021   |   Por:  
Suministrado

La música como sinónimo de identidad cultural en Ibagué

Crédito: 
Suministrada
La música es uno de los artes más fascinantes, pues logra reflejar la inmensa habilidad y talento de los artistas al componer e interpretar sus canciones, al mismo tiempo que devela en su creatividad la identidad de sus pueblos de origen.

Una obra que toque el alma

Fuente: Unsplash

Para un músico, encontrar el sonido perfecto para una canción conlleva experimentar con toda clase ajustes en los instrumentos. Tonalidades, efectos y modelos pasan por las manos de los artistas agotando incluso las propuestas de los mejores fabricantes el mundo. En ese sentido explorar con otros instrumentos poco ortodoxos suele finalmente dar con la nota ideal, con la cual transmitirán su voz interior.

Esta práctica ha redundado en éxitos como Ojos Así de Shakira al usar el sitar, en el uso de las gaitas por Andrea Echeverri tanto como solista y con los Aterciopelados, así como Fonseca, quien se ha caracterizado por experimentar continuamente con instrumentos folclóricos y de otros géneros. Esto ha incentivado el interés por usar instrumentos musicales precolombinos como flautas u ocarinas hechas de barro o hueso que pueden emular el sonido de animales amazónicos, capaces de crear una atmosfera única.

En ese aspecto, quizás ninguno como la célebre agrupación de comediantes argentinos Les Luthiers, hayan logrado expandir los límites de la creatividad musical, lográndolo siempre con su peculiar toque de gracia. 

Les Luthiers, del francés quien fabrica o repara instrumentos musicales, han creado a lo largo de 50 años de carrera, una amplia gama de peculiares instrumentos que desafían las fronteras entre lo extravagante, virtuoso y cómico. El lirodoro o lira de asiento (sanitario), la desafinaducha, la marimba de cocos y el OMNI (objeto musical no identificado) son parte de los más de 24 peculiares instrumentos creados para entretener a sus fieles seguidores. Es interesante ver como utilizando cualquier artículo cotidiano, creatividad y un adhesivo resistente fácil de aplicar, es posible crear instrumentos que maravillen a los espectadores, y en el caso de Les Luthiers, logrando ser tan ingeniosos e irreverentes como sus chistes.

El apoyo lo es todo


Fuente: Unsplash

Para que estos talentos salgan a flote es necesario contar con el apoyo, no solo de familia y amigos, sino también el de las instituciones públicas para encauzarles y lograr resultados positivos, tanto para los futuros artistas y el de sus comunidades.

Esto se hace presente con el programa de inclusión y responsabilidad social de la gobernación de Tolima, la cual entregó aproximadamente 174 instrumentos musicales, entre guitarras, bajos, baterías saxofones y flautas a grupos de excombatientes y miembros de la comunidad Nasa Wes'x. El programa persigue el desarrollo de un proyecto de vida más provechoso para los beneficiarios quienes finalmente podrán pasar la página, y escribir un nuevo capítulo de vida orientado a su crecimiento personal y ciudadano.

A este tipo de iniciativas se le suma la inauguración oficial de la primera zona ADN - Área de Desarrollo Naranja -, la cual consiste en un polígono de 25 hectáreas en el centro de la ciudad de Ibagué que fungirá como epicentro del emprendimiento artístico y cultural. Este proyecto contará con la creación de escuelas formativas para artistas, así como el fomento de las industrias musicales y creativas de Ibagué, con el fin último de devolverle su identidad como “La Capital Musical” de Colombia. 

Es gracias a iniciativas como estas que la música puede ser no solo un vehículo para ejercitar nuestros talentos, sino también para mostrar la identidad individual y social que mejor nos refleja.