Alexa
Gana Gana
Torreon

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 04.Diciembre.2020
Inacar
Secretaría Desarrollo Económico
  |   19.Octubre.2020   |   Por:  
Gerardo Gómez

Familia de la Vereda El Rubí en zona rural de Ibagué, perdió todos sus bienes y necesita de nuestra ayuda

Crédito: 
Gerardo Gómez
A doña Yiseth Varón le tocó vivir despierta la peor pesadilla de su vida al tener que ver cómo en pocos minutos las llamas acaban con los frutos del trabajo que junto a su esposo habían construido con más de diez años de esfuerzo.
Salud Tolima

Eran aproximadamente las 3:30 de la madrugada del pasado domingo 18 de octubre cuando un estruendo de algo que cayó en la cocina, despertó de repente a Yiseth, una mujer joven de 26 años quien dormía junto a la menor de sus hijas de cinco años en la misma cama, al lado se encontraba su señora madre, su otra hija de diez y una sobrina de doce, de repente se paró movida por la impresión y cuando se quiso asomar a la cocina, presenció aterrorizada como en el pequeño espacio todo ardía en llamas, de inmediato corrió a despertar a sus demás acompañantes para salir despavoridas del lugar porque la casa que había sido construida en tablas y tejas de zinc, ardía rápidamente, de ahí en adelante todo fue una verdadera historia de terror.

Tras ponerse a salvo en la parte exterior de la vivienda, intentaron sofocar el fuego desconectando la manguera del agua proveniente del acueducto comunitario pero con tan mala fortuna que preciso esa noche el vital líquido no estaba llegando, claro que hubiera sido muy poco lo que pudieran haber hecho las dos mujeres y las tres niñas porque la fuerza del chorro no hubiera sido suficiente para apagar la intesidad con que convertida en una verdadera hoguera gigantesca, ardía por completo la humilde pero acogedora casa.

“Soy Yiseth Varón, vivo en la vereda El Rubí Parte Baja del Corregimiento 11 en San Juan de la China, cuando a las 3:30 me despertó ese ruido, mi cocina estaba incendiada y por cosas del destino no había agua, corrí y le dije a mi sobrina que sacara la niña más pequeña y cuando todas salieron, con el celular que lo tenía en la mano llamé a mis vecinos  que vinieron a ayudarme y logramos conectar el agua, nos demoramos un poco y cuando llegué ya toda la casa estaba prendida, toda en llamas, ahí se nos fueron diez años de esfuerzo y de ilusión pero le doy gracias a Dios porque afortunadamente nos encontramos bien y no tuvimos quemaduras o heridas y creo que esto nos va a fortalecer más como familia, mi casa quedó totalmente destruida pero lo más importante es que estamos con vida”, cuenta en medio de la desolación, la tristeza y la impotencia pero con mucha esperanza doña Yiseth.

Afirma que lo único que no se quemó totalmente fue la motocicleta de su esposo Eimar, porque estaba ubicada en la entrada hacia la parte exterior, él no se encontraba esa noche con ellas porque había viajado a acompañar a un sobrino que tiene un camión turbo hasta la costa, pero que todo, todos los elementos de su hogar quedaron convertidos en carbón y cenizas, afirma que ha sido muy valiosa la solidaridad de los vecinos de su vereda y que de manera inicial recibió la visita del Secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo de Ibagué, César Gutiérrez quien le llevó elementos de cocina, una estufa pequeña, mercado, cobijas, kit de aseo y de cocina.

“El llamado es que me ayuden los que quieran y puedan para volver a levantar mi casita así sea con un ladrillo, cemento, varillas, tejas, o lo que sea porque quiero volver a verla como ese hogar tan lindo que he construido con mi esposo y mis dos hijas, quiero agradecer a todas las personas que me han llamado que se han reportado, a mi familia a ustedes y a los amigos que nos están ayudando en medio de esta situación en especial a la solidaridad de mis vecinos, Dios les sabrá bendecir y cuenten con toda nuestra gratitud”, manifestó.

Yiseth se ha destacado como una mujer líder en su vereda, su casa a pesar de ser construida en tablas y tejas, tenía un frente con un corredor amplio, allí se llevaban a cabo las reuniones del Comité de Cafeteros, de la Junta Comunal de la vereda, las celebraciones de navidad, los bazares y demás actividades que convertía a su casa como el punto de encuentro de todos los moradores de la Vereda El Rubí, además tenía una pequeña tienda que era su emprendimiento y vendía bebidas, víveres y artículos de primera necesidad, también se ayudaba con la venta de productos de catálogo como perfumería y guardaba algunos ahorros que invertiría en su hogar pero todos esos pesos quedaron convertidos en cenizas, la casa contaba con beneficiadero de café, despulpadora y otros elementos que quedaron totalmente calcinados.

“Como miembro de esta comunidad les hago el llamado para colaborarle a esta gente en lo que más puedan para levantar de nuevo su casita la cual de un momento a otro la perdió, eso es lo que más encarecidamente les pido, es duro porque eso le puede pasar a cualquiera, usted puede tener las cosas y de un momento a otro quedar en nada, ella tenía su casita y sus cosas, el  sábado por la noche se acostó y el domingo amaneció sin nada, eso es muy duro”, dijo Oscar barrero, vecino y líder del sector.

Nota: Las personas que deseen ayudar económicamente a esta familia pueden hacer a la cuenta Nequi de Bancolombia: No.3118161204 y en Daviplata: 3112567891 o para coordinar las ayudas materiales llamar al 3132591847 con Gerardo Gómez