Alcaldia
  |   23.Septiembre.2022   |   Por:  
Alfonso Aya Roa

Dineros que no se hayan ejecutado en 2022 serán para lucha contra el hambre

Crédito: 
Semana
Aranzalez
Así lo anunció el presidente del Congreso, Roy Barreras, quien sostuvo que problemas como el hambre requieren de acciones inmediatas.
Velotax

El presidente del Congreso, Roy Barreras propuso incluir en el proyecto de Presupuesto General de la Nación para 2023 una adición de recursos para luchar contra el hambre en el país.

El jefe del legislativo, dijo que se deben garantizar los recursos necesarios para atacar frontal e inmediatamente el problema de hambre que afecta a millones de personas en el territorio Nacional.

“Por directriz del presidente Gustavo Petro he propuesto que se autorice el traslado presupuestal de recursos no ejecutados de muchas dependencias del Gobierno que vienen desde enero de este año, para trasladarlos y dedicarlos a la compra de alimentos campesinos, y establecer un mecanismo de distribución rápida con las experiencias que tienen el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, y los alcaldes asociados en Asocapitales, con quienes hemos hablado para que nos ayuden a distribuir esos alimentos”, afirmó, Barreras.

La propuesta de Barreras es que se incluya una proposición en la ponencia del proyecto de ley de Presupuesto General de la Nación en la que se autoricen traslados presupuestales de recursos no ejecutados durante 2022 de las distintas entidades para la compra rápida y directa de alimentos a los campesinos colombianos.

“Con este proyecto de ley buscamos crear un sistema para la garantía progresiva del derecho a la alimentación, además de revivir el monitoreo a la situación alimentaria del país y crear un programa presidencial contra el hambre”, agregó Barreras.

Igualmente, la bancada de gobierno presentó al inicio de la legislatura un proyecto de ley para garantizar la seguridad alimentaria como instrumento de lucha contra el hambre en el país, iniciativa que no ha iniciado su trámite en las comisiones del Congreso. 

Ampliar frontera agrícola
Durante su visita a Nueva York el presidente Gustavo Petro, destacó que el Banco Mundial haya considerado a Colombia como una de las últimas fronteras agrícolas del mundo y dijo que hay que desarrollar planes de asociatividad entre campesinos para lograr el objetivo se suministrar alimentos a la población.

Para Petro de los 26 millones de hectáreas que se pueden dedicar para la agricultura en el país, solo se usan seis millones, mientras que el resto de la tierra fértil se dedica a la ganadería extensiva y eso es lo que hay que cambiar.

La lucha contra el hambre es una de las banderas del actual gobierno y parte de la propuesta para atacar este problema social es realizar una reforma agraria que haga de Colombia un importante productor de alimentos.

Dijo que esos 20 millones de hectáreas dedicadas a la ganadería se deberían utilizar para cultivos de alimentos y convertir a Colombia en una potencia alimentaria en el mundo.