Alcaldia
  |   22.Septiembre.2022   |   Por:  
Alfonso Aya Roa

Empresarios piden cuentas claras en salud

Aranzalez
El Consejo Gremial Nacional y la Andi propusieron a la ministra de Salud, Carolina Corcho, una mesa de trabajo para mejorar la atención a los usuarios.
Velotax

Los gremios del país exigieron del gobierno nacional cuentas claras en el sector de la salud y dijeron que no es recomendable experimentar en materia de salud pública, ni apostar a modelos que no han sido probados en otras latitudes o que, habiéndolo sido, no han dado resultados positivos. 

Los empresarios señalaron que reconocen que el sistema necesita algunos ajustes para continuar con su mejoramiento pero un paso en falso afectaría a todos los hogares del país y, con mayor dureza, a los de las personas con menos recursos.

Para el Consejo Gremial una reducción de los recursos destinados a financiar el aseguramiento en salud, al Sistema General de Participaciones y al rubro de presupuestos máximos, lo sometería a riesgos innecesarios y, eventualmente a situaciones de crisis que no serían consecuencia de errores conceptuales en su diseño, sino de la falta de las apropiaciones presupuestales indispensables para atender el compromiso ineludible de las necesidades de salud de los colombianos en condiciones de dignidad. 

Cualquier medida que proponga debe partir del diálogo constructivo entre los diferentes actores del sector salud, como pacientes, profesionales de la salud, empresas prestadoras de servicios y reguladores, entre otros, sostienen los líderes corporativos del país.

La Andi
Por su parte la Cámara de Aseguramiento en Salud de la Andi, expresó una serie de interrogantes a la ministra Corcho y al Superintendente de Salud, Ulahy Beltrán López, con el fin de poner las cuentas claras en el sector.

Según el gremio el sector necesita claridad con respecto a cómo los 1,3 billones solicitados para la implementación del modelo preventivo y predictivo compensan la reducción de la adición en 1,9 billones para aseguramiento. Compete a todos los actores del sistema construir cálculos transparentes y que apunten a mejorar las condiciones de salud de la población.

Igualmente los aseguradores de salud consideran que deben estar al margen de las disputas políticas sobre el déficit que dejó el gobierno anterior con motivo de la pandemia. El país enfrenta una nueva realidad financiera y epidemiológica, y debe mirar hacia adelante. Las inculpaciones de uno y otro lado no redundan en lo importante, que es el bienestar de los pacientes.

La Andi llamó al Ministerio y a las otras entidades en salud a conformar una mesa de diálogo orientada a evitar circunstancias que puedan afectar al sistema de salud colombiano y la atención de los ciudadanos. “En tal sentido deseamos establecer una línea clara de trabajo, dentro de los cauces de la regulación y la ley, que garantice los derechos de todos los colombianos”, indicó el gremio.

Al margen de las inferencias planteadas por analistas y partidos políticos en el sentido de que el recorte presupuestal tiene el propósito de generar una crisis, el gremio no puede desconocer que las advertencias sistemáticas contra el sector del aseguramiento en salud han generado un clima de zozobra que se irradia entre todos los agentes del sistema y ha llegado hasta los usuarios, que todos los actores tienen el deber de proteger.