790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 20.Enero.2022
Miguel Barreto
Pinto
Velotax
  |   30.Noviembre.2021   |   Por:  
Ecos del Combeima

12 años de cárcel para catequista que habría abusado sexualmente de una menor de 14 años

Crédito: 
Fiscalía General de la Nación
Según la denuncia de una familiar de la víctima y el testimonio de la menor, la mujer pretendió entablar una relación afectiva con la niña y, además de besarla, le realizó tocamientos en sus partes íntimas y expresiones de contenido sexual en varias ocasiones.

El juez 18 penal del circuito de Cali, con función de conocimiento, acogió las pruebas presentadas por la Fiscalía y condenó a Nayibe Ortiz Villalobos, instructora de religión, a la pena de 12 años de prisión, como responsable del delito de actos sexuales con menor de 14 años agravado en concurso homogéneo, en concurso heterogéneo con acoso sexual agravado.

Nayibe Ortiz Villalobos aprovechó su función como catequista para tratar de entablar una relación sentimental con una niña de 12 años y abusar de ella sexualmente. La catequista fue capturada por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y agentes de vigilancia de la Policía Metropolitana de Cali (Mecal).

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, los hechos ocurrieron durante el mes de octubre de 2013, cuando la señora Ortiz Villalobos, ejerciendo como catequista, abusó de una menor de entonces de 12 años.

Según la denuncia de una familiar de la víctima y el testimonio de la menor, la mujer pretendió entablar una relación afectiva con la niña y, además de besarla, le realizó tocamientos en sus partes íntimas y expresiones de contenido sexual en varias ocasiones.

Se estableció que la mujer contactaba a la víctima vía celular, argumentando citarla para las clases de formación religiosa y, aunque la niña decidió no volver a hablar con su agresora, esta se apareció en su casa una vez, en estado de embriaguez, y con gritos y golpes en la puerta, le insistía que saliera para verla.

La condenada cumplirá la pena en el pabellón de mujeres de la cárcel de Jamundí, sur del Valle. Esta decisión es de primera instancia y contra ella proceden los recursos de ley.