Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 13.Junio.2021
  |   09.Mayo.2021   |   Por:  
Ecos del Combeima

Lo que hay detrás del cierre del Hotel Lusitania después de 105 años de operación en Ibagué

Alcaldía de Ibagué
Crédito: 
Tomada de internet
La crisis económica provocada por la pandemia acabó con uno de los sitios emblemáticos de la región.
Velotax

Luego de más de un siglo de funcionamiento en Ibagué, el Hotel Lusitania cerró sus puertas a raíz de la pandemia. La crisis económica ocasionada por el COVID-19 produjo el cierre definitivo de uno de los sitios de alojamiento más históricos y tradicionales de la región.

Con 105 años de operación y un legado cultural que relata parte de la historia de la 'Capital Musical', Lusitania se despide de la actividad comercial ad portas de la segunda década del fallecimiento del empresario Plutarco Arteaga, uno de los artífices y gestores del proyecto.

El paso del tiempo

El Hotel Lusitania fue fundado en el año 1.915 por Antonio Romero, un conocido empresario que llegó desde la capital de la República para comprar el predio de 4 mil metros cuadrados entre las antiguas calles Ricaurte y Bolívar en Ibagué.

La estructura que inicialmente contaba solo con 20 habitaciones en una planta, operaba bajo la razón social Residencias y Asistencia El Ródano, y ofrecía el servicio de establo para bestias toda vez que eran el único medio de transporte de esa época. Su nombre actual se determinó en honor al barco inglés hundido frente a las costas de Irlanda.

Pronunciamiento de Cotelco

La directora de Cotelco Tolima y Alto Magdalena, Zulma Barrios, reconoció el aporte hecho por el Hotel Lusitania para el sector y manifestó que el escenario adverso del coronavirus fue determinante en la orden de no volver a abrir sus puertas.

"Se ve en la necesidad de terminar su operación porque la pandemia, la informalidad y todos los factores que hoy afectan su funcionamiento lo llevaron a tomar esa dificil decisión. Desde Cotelco lamentamos profundamente esta noticia, un agremiado ejemplar, siempre atento a cumplir todos los estándares de un empresario formal", dijo Barrios.

¿Diferencias familiares?

Azucena, Rosa y Magnolia Monroy heredaron el negocio de su abuelo, quien a su vez al parecer dejó sin participación al tío y primos de ellas, es así como Ricardo Arteaga finalmente habría quedado al margen de esa unidad productiva.

La situación aparentemente es tan compleja que la Corte Suprema de Justicia, el 21 de febrero del 2017, "decide el recurso de reposición contra la providencia del 9 de septiembre del 2016, en la que inadmitió la demanda presentada para sustentar el recurso extraordinario de casación", y en consecuencia, el caso se cerró.

Los antecendentes

Según el documento, Ricardo Arteaga "demandó a Rosa, Azucena y Magnolia Monroy Arteaga como herederas del citado causante, y a Plutarco Arteaga Vidal para que se declara la nulidad absoluta del negocio jurídico de estipulación en favor de tercera persona que fue celebrado entre el difunto en beneficio de la mencionada sociedad".

Ecos del Combeima intentó comunicarse con la gerente Dolly Quiñones para conocer más detalles en torno al cierre del hotel. Sin embargo, no fue posible obtener declaraciones.