Alexa
Gana Gana
Terpel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 07.Mayo.2021
  |   03.Marzo.2021   |   Por:  
Ecos del Combeima

Aranzález revela el aparente ´modus operandi´ para acomodar las licitaciones en el Tolima

Luis Felipe Aranzales
Crédito: 
Concejo de Ibagué
El abogado aseguró que de forma inaudita e ilegal la Alcaldía, la Gobernación, el IBAL, la EDAT, Cortolima y otras entidades, están solicitando requisitos que reducen la participación de oferentes.
Velotax

En diálogo con Econoticias, el abogado Luis Felipe Aranzález explicó la situación a la que se enfrentan los contratistas de la región por cuenta de las exigencias exóticas que hacen algunas entidades públicas.

“El IBAL en materia contractual tiene serios reparos, la transparencia se tasa a partir de la cantidad de proponentes que pueden llegar a participar, por ejemplo en tenemos el proceso de la calle 103 en el que se presentaron más de 150 proponentes, pero a diferencia de lo que sucede en el IBAL en donde son pocos los que se presentan”, dijo el abogado Luis Felipe Aranzález.

´Modus Operandi´

“Aquí lo sorpresivo y que lo vamos a seguir viendo en todos los procesos de contratación que saque la Alcaldía, la Gobernación, el IBAL, la EDAT y Cortolima en materia de obra vamos a encontrar un margen sistemático, un requisito que se llama programación de obra, ese requisito es prácticamente el caballo de batalla con  el cual en todas partes va a quedar un solo proponentes ganador con el mayor puntaje”, sostuvo el jurista.

Según el especialista en contratación estatal en las convocatorias que está entregando la empresa de Acueducto y Alcantarillado se presentaron máximo cuatro proponentes, pero solo va a quedar un finalista teniendo en cuenta el mágico requisito de la programación de obra.

“Esta clase de peticiones de programación de obras es irrisoria debido a que tiene la virtud de servir como mecanismo cuando se esté en un escenario contractual o que ya se está ejecutando, pero exigir una programación de obra en la etapa precontractual al momento de presentar una propuesta es inaudito e ilegal”, indicó Aranzález.

Aunque el IBAL es una empresa que se rige a un régimen especial estaría aparentemente violado las normas contractuales “tenemos la guía de Colombia Compra Eficiente que se pasan por la galleta, con lo que limitan la participación de los proponentes”.

El abogado resaltó que en la licitación del complejo de raquetas que acaba de publicar la Alcaldía se ve evidenciado que están solicitando la programación de obra “Lo que podemos escuchar de los que conocen de estos asuntos es que esto se viene realizando de tiempos anteriores, al parecer es que estos mismos asesores vienen implementado este ´modus operandi´ para limitar la participación de oferentes”.