Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 26.Octubre.2020
Inacar
50 años
  |   29.Septiembre.2020   |   Por:  
Carolina Toro

Turismo se escribe con “T” de Tolima

Crédito: 
Javier Pérez / Ecos del Combeima
En la medida en que se va estudiando sobre el turismo, sentir emoción e interés de saber más es inevitable, y no es para menos, pues estamos en una época de oro para potencializar el turismo en nuestra región. Por: Carolina Toro.

La normatividad en materia de turismo es bastante amplia, existiendo múltiples políticas públicas que desarrollan sus  lineamientos, destacándose la Política de Mercadeo y Promoción Turística de Colombia y el Plan Sectorial del Turismo 2018-2022, cuyo garante es el Viceministerio del Turismo. 

En la medida en que se va estudiando sobre el turismo, sentir emoción  e interés saber más es inevitable, y no es para menos, pues estamos en una época de oro para potencializar el turismo en nuestra región, que año tras año ha sido objeto de promesas y de planes que inevitablemente  quedaron suspendidos ante la llegada del COVID-19.  Para el Gobierno Nacional es un pilar importantísimo de desarrollo, y es así como impulsar la productividad, generación de valor y  sostenibilidad del turismo en las empresas, destinos y comunidades,  es una de las acciones contenidas en el Pacto II, Pacto por el emprendimiento y la productividad, que hace parte del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 “ Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad”;  el MINCIT, a través de su Viceministerio de Turismo, desarrolla las políticas que comprenden aspectos importantes tales como la consecución de recursos, estructuración, diseño, implementación de planes y todo lo necesario para cerrar las brechas que han impedido que haya mayor desarrollo del sector.  En el Tolima se  debe aprovechar el momento que vive el mundo entero, luego de largos meses de aislamiento, para lograr incursionar y aprovechar las tendencias mundiales de consumo en materia de turismo, articulando  las instituciones públicas con las privadas para implementar los planes que se determinen y así lograr ser mas competitivos e innovadores. El Plan sectorial del Turismo citando al   Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, MinCIT,  indica que entre el  2011 y 2017, en Colombia las llegadas de viajeros internacionales crecieron un 69%,  la generación de divisas lo hizo en un 54% y la generación de nuevos empleos se incrementó en un 19% y en un 74% lo hizo la  participación de nuevas empresas dentro del sector turismo y,  enfatiza en que a nivel país tenemos un potencial de crecimiento enorme, pues el turismo, concretamente midiendo a restaurantes y hoteles, representan el 3, 78% del PIB Colombiano.  Para el Gobierno, el turismo es el nuevo petróleo, y con ocasión del día mundial del turismo, celebrado el pasado 27 de septiembre,  cabe preguntarse para dónde va el Tolima en materia de turismo y si se tienen las condiciones y recursos para poder implementar con éxito los planes de trabajo tendientes a volver realidad el anhelo de muchos que deseamos ver nuestro departamento como un destino turístico de clase mundial.  

El citado plan expone que el turismo de naturaleza es uno de los segmentos claves para explotar dada nuestra biodiversidad, en donde podríamos tener una oferta atractiva   en  “ecoturismo en áreas protegidas, turismo de aventura, agroturismo, turismo rural, acuaturismo y científico”.  Puede haber turismo ecuestre, en dos ruedas, náutico, pesca deportiva, senderismo y avistamiento de aves, actividad que moviliza muchos turistas en el mundo y que podrían generar grandes ingresos, pues se estima que el gasto promedio por visita de un turista es de 3.000 dólares.

El turismo cultural es otro subsector que puede traernos gran impacto económico a nuestra región, pues es claro que poseemos una riqueza cultural que comprendería nuestra música, artesanías, moda, gastronomía, eventos y festividades. El turismo de reuniones también viene siendo un subsector a desarrollar, pues en la actualidad, Bogotá, Medellín y Cartagena son quienes dominan el mercado y podríamos convertirnos en un destino para ofrecer  eventos sociales y corporativos.  Este segmento, en términos del plan de sectorial del turismo “ es fundamental para el sector, toda vez que incentiva el regreso de los viajeros por motivos de vacaciones, mitiga la estacionalidad, atrae turistas de alto gasto, multiplica los esfuerzos de promoción, incentiva la profesionalización del sector, propicia la articulación público-privada, promueve la buena reputación del destino y dinamiza la economía”. 

Es importantes ponerle sentido de urgencia a desarrollar el turismo en nuestra región, definiendo qué producto vamos a ofrecer, qué mercado será impactado y cuáles serán las estrategias de promoción turística del departamento para que tanto locales como foráneos podamos acceder a una oferta atractiva, competitiva, innovadora, sostenible y rentable para los diferentes actores que necesitan reactivarse económicamente y participar en el crecimiento de nuestra región aportando a la generación de empleo, generación de ingresos, generación de una marca región que tenga impacto nacional e internacional y que tengamos un “ vive Colombia viaja por ella” en versión tolimense para que los turistas potenciales nos elijan y deseen venir a conocer y consumir, prefiriéndonos sobre otras regiones del país que si han aprovechado sus ubicaciones geográficas, biodiversidad, infraestructura vial, para atraer inversión y desarrollar el sector. Por qué en otras regiones si se ha podido? Vale la pena analizarlo, responderlo y activar lo necesario para que sea una realidad.