|   29.Noviembre.2021   |   Por:  
Ecos del Combeima

ICBF solicitó medida provisional para proteger derechos de niños y niñas en el Parque Nacional

Crédito: 
Tomada de internet
Aranzalez
Desde la entidad se insiste en la necesidad de contar con la voluntad de las comunidades indígenas para garantizar la vida y los derechos de los niños, niñas y adolescentes.
Velotax

En un comunicado el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, lamentó la muerte de un niño indígena de 1 año y 9 meses que formaba parte de las familias que se concentraron en el Parque Nacional de Bogotá, registrada este fin de semana pasado. 

Para evitar que hechos como este se repitan, la Directora General del ICBF, Lina Arbeláez insistió en la necesidad de contar con la voluntad de las comunidades indígenas para garantizar la vida y los derechos de los niños, niñas y adolescentes, los cuales están constitucionalmente por encima de todos los demás, y permitir al ICBF la garantía y constatación de sus derechos. 

“El pasado 19 de noviembre el Instituto interpuso una acción de tutela contra los particulares que han impedido el acceso de las autoridades y de los equipos técnicos para hacer la verificación y se solicitó una medida provisional para proteger los derechos a la vida y a la salud de los niños y niñas”, señaló Lina Arbeláez. 

Durante este periodo, se han abierto cinco procesos administrativos de restablecimiento de derechos para niños que ingresaron al sector salud y fueron reportados por los hospitales que los atendieron.

Los equipos del ICBF participan en las reuniones del Puesto de Mando Unificado, organizadas con el fin de identificar las diferentes problemáticas que afectan a las familias indígenas y brindarles respuesta de acuerdo con la competencia del Instituto. Sus integrantes permanecerán en el Parque Nacional a la espera de que su ingreso sea permitido por las comunidades, como lo ha hecho permanentemente desde septiembre pasado.

Por su parte, la Secretaría de Salud de Bogotá informó que el menor de edad estaba en condiciones de vulnerabilidad, dadas las situaciones conocidas en el Parque Nacional. Aunque desde el 18 de noviembre los líderes de este grupo no permitían presencia de la Secretaría Distrital de Salud en este lugar, la entidad dispuso de ambulancia las 24 horas y equipos de monitoreo.

La tripulación de la ambulancia presente fue alertada del caso de este niño, quien al ser atendido se encontró en paro cardiorrespiratorio; de inmediato fue remitido al Hospital San Ignacio, aunque el equipo de urgencias de este centro médico realizó las respectivas labores de reanimación por cerca de una hora, finalmente el niño falleció.

Hace cinco semanas las autoridades del Distrito propusieron que se realizara el traslado de esta población a la sede de La Florida, ubicada a las afueras de la ciudad, la cual cuenta con baterías sanitarias, así como las condiciones higiénicas y de infraestructura necesarias para permanecer y pernoctar de manera mas adecuada, en especial para niñas y niños.

Desde el Distrito se espera que haya una posición más propositiva y de conciliación por parte de la Defensoría del Pueblo y la Unidad para las Víctimas, así como de las autoridades de la comunidad Embera, para lograr la reubicación de estas personas en la sede de La Florida y garantizar las condiciones necesarias para que puedan tener un retorno seguro a su territorio.

Las entidades distritales encargadas están buscando soluciones para mejorar la situación de estas personas de la comunidad indígena Embera en su estancia en la ciudad; sin embargo, se requiere de la voluntad de las partes para que acepten este tipo de propuestas y se pueda evitar este tipo de situaciones tan dolorosas.