Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 01.Agosto.2021
Velotax
  |   29.Agosto.2018   |   Por:  
Gerardo Gómez

“Antes que prohibir, hay que regular el uso de los celulares en los colegios”: Carolina Piñeros, directora de Red PaPaz

Crédito: 
Tu Telcel
Esta madre y profesional, afirma que no se debe pensar en pretender prohibir o regular, dejando de lado el uso positivo de la tecnología para el aprendizaje.

 

Explica la representante de esta organización, Red de Padres y Madres, que vela por el respeto de los derechos de los estudiantes y la interacción con los padres de familia frente a las instituciones, que se debe regular y concertar frente a un tema que ha generado polémica en el país.

“Más que prohibir, se debe regular o restringir el uso de los dispositivos móviles en los entornos escolares que es en lo que se basa la propuesta del representante Rodrigo Rojas, ésta necesariamente no es una apuesta con miras suspender el uso positivo de la tecnología, nosotros en Red Papáz, tenemos muchas instituciones que ya regulan el uso de los celulares en clases y en el colegio, lo cual no quiere decir que no le estén apostando al aprendizaje apoyados en la tecnología y las nuevas aplicaciones como en las matemáticas y la lecto-escritura”, afirma la directora Piñeros.

 

Agregó que la iniciativa va encaminada hacia poder reglamentar y disminuir ese uso indiscriminado que se le está haciendo de estos dispositivos, además que se deben tener en cuenta las diferentes edades y que la mayor cantidad de menores que se ponen en riesgo por el uso de los entornos digitales, según se conoce a través de la Línea, Te Protejo, está entre los 9 y los 14 años, de acuerdo con las estadísticas y las denuncias que reciben a través de Red PaPaz.

“Los invito a todos a que piensen, qué hace un docente con 30 o 40 niños en un aula de clases, cada uno con un celular o un dispositivo diferente para asegurar que están haciendo un uso debido y constructivo de dicha tecnología, por eso lo que se trata es de proteger a los menores no solo en su estado de salud mental sino también en la parte física donde también influyen estos elementos”, agregó.

Dijo que los recreos o la hora del descanso para muchos rectores o docentes, se han vuelto una verdadera dificultad  porque solo se ven niños que prefieren estar sentados mirando un video o en actividades que muchas veces les van a afectar, menos interactuando con sus compañeros o haciendo alguna actividad física y que este tipo de medidas podrán darle esa autonomía a los colegios para que se regule el uso de dichas tecnologías y en los grados, las edades y escenarios adecuados dentro de los colegios.

“No creo que lo que se está pretendiendo sea prohibición y queremos propender para que los colegios, vía Manual de Convivencia y con sus propios reglamentos, regulen y determinen, edades, momentos y circunstancias en las cuales se permitan el uso de los celulares, también entender que los colegios negándose  a apostarle al uso constructivo y educativo de la tecnología en el ámbito escolar”, expresó.

Manifestó que Red PaPaz, cuenta con una línea en alianza con Bienestar Familiar, el Ministerio de las Tics y fundación Telefónica, se llama, Te Protejo y la pueden obtener a través de descargar la APP o en www.teprotejo.org para que cualquier persona pueda reportar casos o situaciones que vulneren los derechos o pongan en riesgo de abuso a los menores en el entorno digital.

 

“Sólo para darles un dato que nos parece aterrador es que el 63 por ciento de los reportes tienen que ver con material de abuso sexual infantil, o sea imágenes de niños, niñas y adolescentes en situaciones eróticas o sexuales, eso nos habla sólo un poco de la problemática con la que están lidiando no solamente las familias sino los rectores y los profesores y por eso es importante reglamentar y restringir el uso de estos dispositivos en algunos espacios, en algunos ambientes, momentos y edades”, concluyó la doctora Piñeros.

Finalmente dijo que estas situaciones se pueden presentar inicialmente entre menores que se comparten algún material entre ellos pero luego las imágenes pueden llegar a manos de adultos que se aprovechan de ellas y en algunos casos, hacen uso extorsivo de las mismas o son utilizadas para inducir a los menores a prácticas de abuso.