Alcaldia
  |   28.Enero.2011   |   Por:  
Fernando González

Restituidos los Mercacentro a la familia Alvarado

Aranzalez
<p>Fiscal&iacute;a General de la Naci&oacute;n revoc&oacute; el auto mediante el cual se dio inicio al proceso de extinci&oacute;n de dominio de los bienes de varios empresarios tolimenses, en cinco d&iacute;as h&aacute;biles estas propiedades regresaran a manos de sus due&ntilde;os originales.<br /> &nbsp;</p>
Velotax

El abogado Wilson Vallejo apoderado de la familia Alvarado propietarios de la cadena de supermercados Mercacentro aseguró que la fiscalía General de la Nación revocó el auto mediante el cual se dio inicio al proceso de extinción de dominio de los bienes de propiedad de los hermanos Carlos José, Jaime y Gerardo Alvarado Parra.

Esta decisión también cobija a los comerciantes Benigno Ortiz Remolina y su hijo Benigno Ortiz Durán y Germán Perdomo Perdomo.

“El interponer un recurso de reposición, llevó a revocar dicha medida, la Fiscalía consideró que no existían los elementos necesarios que exige la Ley para que se hagan efectivos dichos autos” puntualizó, Vallejo.

En los últimos meses la fiscalía analizó las consideraciones que  argumentaban para la incautación de los bienes de los Alvarado y su posterior entrega a la Dirección Nacional de Estupefacientes, jurídicamente se logró establecer que no existen indicios que comprometan a la cadena de supermercados.

Es decir que la Fiscalía General de la nación revocó el auto de fecha 23 de marzo del 2010, el cual le dio inicio a la extinción de dominio de los bienes de estos empresarios tolimenses.

Carlos Alvarado, Propietario de los Mercacentro  y su esposa doña Hortensia, recibieron la buena y ofrecieron en homilía en ‘San Basilio de palenque’, muy cerca de Cartagena donde disfrutan de unos días de  descanso.

Para el próximo lunes se espera el regreso de la familia Alvarado a la capital musical ya que la decisión de la fiscalía es restituir los bienes de forma inmediata de los bienes incautados hace algunos meses a estos comerciantes Tolimenses.