Alcaldia
  |   17.Agosto.2010   |   Por:  

Defensor del Pueblo prepara alerta temprana ante alarmante incremento de la inseguridad en Ibagué

Aranzalez
<p>El funcionario dice que cada d&iacute;a se respeta menos el derecho a la vida y que las autoridades no pueden controlar los delitos contra la integridad personal.</p>
Velotax

El Defensor del Pueblo del Tolima, Santiago Ramírez Calderón, expresó su preocupación por el notorio incremento en los casos de sicariato e inseguridad que se registran en Ibagué y dijo que tiene lista una alerta temprana para pedir a la Policía Nacional y a la Alcaldía redoblar sus esfuerzos para atender esta situación.
"Vemos como se dispararon los hechos en los ajustes de cuentas entre bandas de pandilleros en barrios como La Gaviota, Eduardo Santos, Combeima, entre otros. De igual forma, la inseguridad contra los establecimientos de comercio está llegando a niveles que nadie sospechaba. La comunidad siente más amenazada su integridad, mientras los delincuentes siembran la zozobra. Aunque las autoridades hacen esfuerzos, falta más presencia para devolverle la tranquilidad a los ibaguereños", indicó.
Ramírez Calderón explicó que aunque se registrado casos positivos como la captura de José Arbey Bonilla, conocido como El Señor de la B, comerciantes de las plazas de mercado sostienen que los carteles que controlan el precio de productos como el cilantro y la cebolla siguen operando.
"Esta es una situación que ya está desbordando la capacidad de respuesta. Falta incrementar el pie de fuerza y realizar más operativos en los barrios donde se concretan los delincuentes", concluyó.