Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 28.Noviembre.2021
Velotax
  |   25.Noviembre.2021   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Integrante de la disidencias de las FARC fue enviado a la cárcel

Crédito: 
Suministrada
Este hombre es señalado como el presunto responsable de al menos tres casos de homicidio en el sur del Tolima.

Se trata de Samuel Mejía, alias Samuel, quien fue imputado por la Fiscalía General de la Nación Seccional Tolima por su presunta participación en los delitos de homicidio agravado; fabricación, tráfico y porte de armas de fuego agravado; fabricación, tráfico y porte de armas de fuego de uso privativo de Fuerzas Militares y concierto para delinquir con fines de homicidio, que no aceptó haber cometido.

Los hechos, materia de investigación, ocurrieron entre diciembre de 2020 y junio del presente año, cuando en hechos aislados perdieron la vida tres personas de manera violenta en Planadas.

La Fiscalía cuenta con suficientes elementos de prueba y evidencia física para demostrar la culpabilidad del hoy asegurado en centro carcelario por estos hechos cometidos, al parecer, al servicio de las disidencias de las Farc, frente Alfonso Cano de la subestructura Nueva Marquetalia.

Las víctimas 

Uberney Méndez Medina, conocido como Papa picha, fue ultimado con arma de fuego el 20 de junio de este año en el barrio La Avenida del municipio tolimense. Esta persona sufrió varias heridas de gravedad que acabaron con su vida en el lugar de los hechos.

Antonio José Ortiz Jiménez, alias el Paisita o Chocorramo, murió de manera violenta el 5 de diciembre del año pasado, en el sector La Colombianita, igualmente por arma de fuego.

Jerson Pérez, alias Picoro, fue asesinado por varios proyectiles de arma de fuego el 21 de diciembre del año pasado, en la vereda Los Gallos.

Los móviles estarían relacionados, en el caso de Ortiz Jiménez y Pérez, por tráfico de estupefacientes, mientras que el de Méndez Medina por supuestamente no cumplirle a la organización con algo que se le había encomendado. Ambos fueron detenidos en cumplimiento a la orden judicial que pesaba en su contra por miembros de la Policía del Departamento del Tolima.