Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 26.Septiembre.2021
Velotax
  |   19.Marzo.2021   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Pospandemia despertó la delincuencia en Ibagué

Crédito: 
Suministrada
Luego de consultar a un grupo de ciudadanos, Ecos del Combeima revela cuáles serían los lugares con mayor índice de inseguridad en la actualidad.

Así se había vaticinado por parte de algunos expertos en seguridad, quienes señalaban que una vez la pandemia del coronavirus COVID-19 comenzara a tener un menor impacto en la ciudadanía, la actividad delincuencial iba a sentirse con mayor fuerza. 

Pues bien, un año después del primer caso de covid en el Tolima, parece que esas premoniciones no eran del todo descabelladas; teniendo en cuenta que a diario en una capital como Ibagué, se respira un ambiente de inseguridad que tiene sumido en el miedo a la ciudadanía. 

Aunque las autoridades hacen su mayor esfuerzo con los limitados recursos con los que cuentan, es apenas evidente que la comunidad ibaguereña hoy por hoy siente miedo de salir a la calle, pues no saben en qué momento va a aparecer el o los de las motos, el raponero, el cosquillero o cualquier delincuente con sed de hurto. 

Claro está que esa sensación de inseguridad no es infundada, toda vez que durante los últimos meses cuando la mayoría de restricciones fueron levantadas; los medios de comunicación locales reportan a diario casos de hurto, los cuales en su mayoría no son denunciados de forma oficial, pero que a través de redes sociales quedan expuestos en los videos de las cámaras de seguridad privadas. 

Aunque las autoridades advierten que el último año todo ha sido una maravilla en materia de seguridad, pues las cifras así lo señalan; la realidad social es totalmente diferente, ajena a esos datos plasmados en el papel. Una cosa son las denuncias formales y otra muy diferente es la sensación de miedo con la que sale a la calle la gente. 

Pero aquí también es entendible que la ciudadanía no quiera denunciar, toda vez que la confianza en las instituciones del Estado está por el piso y es que no es para menos, toda vez que en una denuncia por hurto el ciudadano además de sus pertenecías, pierde su valioso tiempo explicando qué, cómo, cuándo y dónde ocurrió un hecho, del cual a veces pasan años y no se resuelve absolutamente nada. 

Ahora bien, en la actualidad, la Alcaldía del ingeniero Andrés Fabián Hurtado, ha tratado de fortalecer las herramientas de trabajo para una institución como la Policía, pero hasta el momento no se han visto los resultados. 

Aunque es evidente que el secretario de Gobierno, Carlos Andrés Portela, hace su mayor esfuerzo e incluso se le ve liderando operativos de la Policía, el Ejército y el CTI, los resultados que entregan las instituciones apenas llenan las expectativas. 

Entre tanto, con la llegada del nuevo comandante de la Policía Metropolitana, se esperaba darle un aire positivo en materia de seguridad a la ciudad de Ibagué, pero lamentablemente no ha sido así. 

Muy posiblemente el coronel Jovanny Benavides trata de hacer un esfuerzo para responder a las necesidades de la comunidad, pero se queda corto. Más lamentable aún, es que las pocas veces que se le ve a este oficial, es para anunciar positivos, pero ante el llamado constante de un medio como Ecos del Combeima, que lo cita respetuosamente para hablar sobre la realidad en materia de seguridad, la respuesta sólo ha estado enmarcada en evasivas. 

Por lo anterior, para no caer en la monotonía de las cifras plasmadas en un papel, Econoticias quiso hacer un sondeo con la ciudadanía para evidenciar cuáles serían las zonas más inseguras de esta capital, pese a que a lo largo y ancho de Ibagué se registran casos de hurto. 

Así las cosas, en esa consulta realizada con los directamente implicados, es decir la comunidad, se concluyó que los sectores más inseguros subjetivamente hablando son: Barrio Galán, Dos Quebradas, Ricaurte, San Isidro, Miramar, La Unión, Combeima, Avenida parte alta, San José, Industrial, Matallana, Baltazar, Eduardo Santos, La Vuelta del Chivo, parque Galarza, todo el centro de la ciudad, 20 de Julio, San Diego La Pola y Centenario. 

Esto en la zona sur y céntrica de la ciudad, pero de la 19 para abajo se encuentra: la calle del Bronx en la 20 entre tercera y cuarta, la Plaza de la 21, toda la carrera quinta, sector del Estadio, barrio El Bosque, Independiente, Departamental, Los Mártires, Santa Helena, La Macarena, Restrepo, Calarcá, Gaitán, Pijao, La Castilla, Ambalá, San Antonio, Las Delicias, La Gaviota. 

Y sin temor a equivocarnos, está toda la zona de la comuna siete, la comuna ocho con barrio como La Ciudadela Simón Bolívar, El Jardín, Villa del Sol, Nuevo Combeima, Protecho, Vasconia y Nueva Castilla. 

Sin embargo, en este análisis informal, no se podía quedar por fuera las variantes entre El Salado y Picaleña; Picaleña - Boquerón. 

Vale la pena hacer la claridad que en todos los barrios aquí señalados la gran mayoría de sus habitantes son personas buenas, honestas y por su puesto trabajadoras, pero que lamentablemente están rodeadas por hombres y mujeres que empañan su imagen con actividades especialmente enmarcadas en el tráfico de estupefacientes.