Alexa
Gana Gana
Terpel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 23.Abril.2021
  |   08.Marzo.2021   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Feministas cogieron a patadas la catedral y rayaron monumentos del centro de Ibagué

Crédito: 
Suministradas
El acto de vandalismo ha generado rechazo entre la ciudadanía ibaguereña. La manifestación de estas mujeres se realizó en el marco de la conmemoración del día internacional de la mujer.
Velotax

Como un claro acto de vandalismo fue catalogada la acción que protagonizó un grupo de mujeres en la tarde de este lunes, luego de llegar al centro de la ciudad de Ibagué, con el objetivo de realizar una jornada de manifestación supuestamente pacífica. 

Inicialmente las mujeres se ubicaron en la calle 15 con carrera tercera, donde estuvieron realizando algunos cánticos, mientras obstaculizaban el normal flujo vehicular por la zona. Allí permanecieron por más de 15 minutos, mientras hombres y mujeres observaban atónitos su manifestación. 

Luego de varios minutos los colectivos feministas se trasladaron hacia las instalaciones de la plaza Manuel Murillo Toro, donde también estuvieron realizando algunas actividades que generaron malestar entre la comunidad. 

Sin embargo, 'la gota que derramó el vaso', fue cuando llegaron a la calle 10 con carrera tercera, donde comenzaron a rayar con aerosol las paredes de la Catedral, escribiendo "violadores" y "nos queremos vivas". 

No conformes con vandalizar el templo religioso, algunas de las jóvenes arremterieron a patadas contra las puertas de la Catedral, mientras las otras las animaban con cánticos alusivos a su movimiento feminista. 

Según dijeron algunas de las participantes, su arremetida contra la iglesia es por la postura de la misma frente a temas tan sensibles como lo es el aborto. Muchas de ellas piden que sea libre y sin ningún tipo de control del estado. 

Entre tanto, algunos de los monumentos del centro de la capital tolimense, corrieron la misma suerte al quedar totalmente rayados con los mensajes de las jovenes.

Finalmente se conoció que al reportero gráfico del periódico El Nuevo Día, Jorge Cuellar, también fue golpeado y maltratado por algunas mujeres, argumentando que la jornada sólo podían cubrirla mujeres.