Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 16.Enero.2021
  |   20.Octubre.2020   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Los 'ñeros' se enfrentaron a cuchillo al interior del cementerio San Bonifacio

Crédito: 
Suministrada
La novedad captada en un video aficionado se registró en las últimas horas al interior del campo santo en Ibagué. Habitantes del sector denuncian que este es el pan de cada día.

Pese a que este es un lugar donde cientos de ibaguereños y tolimenses llegan para darle el último adiós y recordar a sus seres queridos, una grave problemática de inseguridad se estaría registrando al interior del cementerio San Bonifacio, donde algunos ciudadanos llegan a consumir estupefacientes y ahora también a resolver sus diferencias de forma violenta. 

En un video que ha estado circulando a través de las redes sociales, se observa a un grupo de jóvenes que participan en una gresca en uno de los pabellones del campo santo. 

En las imágenes se observa a siete muchachos y una jovencita quienes arremeten contra otro joven armado con un cuchillo, de tal manera que inicialmente sólo se enfrentan dos de ellos, sin embargo, a los otros se les escucha lanzar todo tipo de improperios que interrumpieron las oraciones de las personas que visitaban a sus difuntos. 

Fue así que en medio de la confrontación, el joven que estaba solo alcanzó a herir a uno de sus contrincantes, de tal manera que los demás desadaptados procedieron a intervenir utilizando palos y piedras. 

Aunque el video se cortó, esta redacción conoció que el grupo de 'ñeros' obligaron a huir al otro sujeto, quien tuvo que correr para salvaguardar su integridad. 

Vecinos de la zona señalan que este es el pan de cada día y la Policía Metropolitana pocas veces se ve en el lugar. 

"El cementerio San Bonifacio se convirtió en el escenario para que un poco de ñeros y gamines vengan a consumir sustancias alucinógenas, escuchar música a alto volumen y como si fuera poco ahora también cazan sus peleas en un lugar que merece respeto" señaló uno de los vecinos del sector.