Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 23.Octubre.2020
Inacar
50 años
  |   31.Agosto.2020   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Cuatro integrantes de las disidencias de las FARC cayeron en el sur del Tolima

Crédito: 
Suministrada
Estas personas estaban adelantando labores de extorsión atemorizando a la ciudadanía por ser integrantes de la estructura Dagoberto Ramos. 

A través de un contundente operativo realizado por las unidades del Gaula de la Policía del Tolima, con apoyo de personal de la seccional de investigación criminal Sijin, en coordinación con la Fiscalía tercera delegada ante el Gaula; se logró en las últimas horas en los municipios de Planadas y Soacha Cundinamarca, asestar un duro golpe a las disidencias de las FARC en el Tolima, tras capturar al cabecilla y otros integrantes del frente Ismael Ruiz comisión Dagoberto Ramos. 

Según se pudo establecer por parte de las autoridades, las actividades investigativas permitieron la captura de cuatro integrantes, conocidos como Alias ‘Fernando’ quien sería el sucesor de Alias “Renco” seguido por ‘El Flaco’, ‘Platano’ y ‘Albeiro’.

Según investigaciones adelantadas por la fuerza publica, esta comisión ejercía su actividad criminal desde finales del año 2018, siendo direccionados desde el departamento del Cauca por alias ‘El Viejo’, quien impartía ordenes al cabecilla de esta comisión, conocido como ‘Fernando’. 

Este último hombre era el encargado de cobrar las extorsiones, teniendo en cuenta su experiencia tras estar vinculado a las extintas FARC-EP por un lapso de 17 años. 

Este grupo armado venía generando zozobra y temor en la ciudadanía del sur del Tolima, especialmente en las veredas Esmeralda Alta, Esmeralda Baja, Pomorroso, Santa Rita, corregimiento de Gaitania y Bilbao, realizando exigencias económicas que oscilaban entre los cinco y 10 millones de pesos a cafeteros, comerciantes, transportadores y contratistas, a cambio de no atentar contra su integridad y permitirles la actividad comercial que cada uno desarrolla.

Mediante la intimidación lograban que las victimas realizaran los pagos extorsivos y no denunciaran ante el temor a las represarías.

Los capturados, fueron puestos a disposición de la Fiscalía tercera especializada delegada ante al Gaula, por los delitos de concierto para delinquir, extorsión y desplazamiento forzado.