Alexa
Gana Gana
Torreon

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 26.Noviembre.2020
Inacar
Ecos del Combeima
  |   02.Mayo.2020   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Persecución terminó en disparos de la Policía y la colisión de un automóvil contra un poste

Crédito: 
Suministrada
El conductor de un carro particular arrolló a un Policía que quiso detenerlo y luego huyó durante varios kilómetros hasta que se estrelló. El joven llevaba prendas de uso privativo de las fuerzas militares y aparentemente conducía bajo los efectos del alcohol. 
Salud Tolima

El caso se presentó anoche sobre la vía que une al municipio de Melgar con el casco urbano de Carmen de Apicalá, donde integrantes de la Policía Nacional habían instalado un puesto de control para verificar los documentos y permisos de los conductores y ciudadanos que a esa hora transitaban por el sector. 

Fue así que al observar un Renault rojo de placas LGH-936, uno de los integrantes de la Policía Nacional le hizo la señal de pare al conductor, pero este hizo caso omiso y emprendió la huida. Por lo anterior, las patrullas iniciaron una persecución que se extendió por varios kilómetros, en medio de la cual los policiales dispararon en repetidas ocasiones a las llantas del automóvil, pero aún así el único tripulante se negó a parar. 

De este modo, los uniformados coordinaron por radio para instalar otro retén sobre la vía, con el objetivo de intimidar al chófer y obligarlo a detener la marcha. Sin embargo, con lo que no contaban los agentes del orden, es que el chófer los iba a embestir mientras trataba de escapar a toda costa. 

Fue así que en medio de la persecución, el prófugo arrolló a un uniformado en su motocicleta, para luego estrellarse violentamente contra un poste. 

Al ser reducido y capturado por la Policía, se pudo establecer que se trataba de un joven que vestía de camuflado del Ejército Nacional. Esta situación obligó a los uniformados a consultar con el Ejército, descubriendo que el conductor el año pasado terminó de pagar servicio militar y actualmente no hace parte de las filas de la institución. 

Vale la pena señalar que el muchacho quien además transportaba otras prendas de uso privativo de las fuerzas militares, aparentemente estaba bajo la influencia de bebidas embriagantes, de tal manera que se esperan los resultados. 

Ahora el joven tendrá que responder ante la justicia por delitos como ataque contra servidor público, tentativa de homicidio, tráfico de prendas militares y daño en bienes del estado.