Alexa
Gana Gana
Torreon

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 26.Noviembre.2020
Inacar
Ecos del Combeima
  |   28.Abril.2020   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Continúa escándalo por casas fiscales en el centro de operaciones de la Policía en el Tolima

Crédito: 
Suministrada
En esta oportunidad la Contraloría realizó nuevos hallazgos irregulares en la construcción de 51 viviendas que nunca fueron terminadas. El director de la Policía Nacional está implicado en la grave investigación. 
Salud Tolima

Aunque ya habíamos informado que la Procuraduría General de la Nación, había iniciado una investigación por algunas irregularidades en la contratación para la construcción de un complejo de casas fiscales en las instalaciones del Centro Nacional de Operaciones de la Policía (CENOP), en jurisdicción del municipio de San Luis, ahora se conoce un nuevo capítulo liderado en esta oportunidad por la Contraloría. 

Fue así que esta entidad encontró un daño fiscal por cinco mil 364 millones de pesos, en un contrato que tenía como objeto la construcción de la segunda fase del proyecto Ciudadela Policial, el cual estaba conformado por 51 casas. Por ese proyecto la Procuraduría adelanta una investigación que tiene en la mira al actual director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa. 

Así las cosas, en las indagaciones adelantadas por la Contraloría, se pudo establecer que el proyecto está abandonado desde hace cuatro y en la actualidad no se ha adelantado ninguna acción para poder culminarlo. 

Recordemos que la investigación involucra al general Atehortúa, teniendo en cuenta que para la época en la que se suscribió el contrato con la firma Socar Ingeniería Ltda, él era el director del Fondo Rotatorio de la Policía.

Adicionalmente, el hoy director de la institución, al parecer ordenó archivar una investigación interna sobre las irregularidades del Cenop en 2015. En ese momento, Atehortúa era el encargado de vigilar que el multimillonario contrato fuera desarrollado en su totalidad. 

Vale la pena señalar que el pasado 10 de marzo, la Procuraduría citó a juicio disciplinario al general, por cuatro cargos. El el primer cargo es por “no velar por la buena calidad del objeto contratado”. El segundo, por no declararse impedido en 2018 para conocer el expediente interno sobre el Cenop. El tercero, por pedir una línea de tiempo del mismo expediente. Y el cuarto, por “utilizar de manera indebida la influencia de su cargo” para evitar una actuación disciplinaria por las irregularidades en las obras.

Por ahora las investigaciones continúan para determinar la responsabilidad del director general de la Policía y de la empresa que había sido contratada para darle cumplimiento al contrato.