Alexa
Gana Gana
Torreon

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 02.Diciembre.2020
Inacar
Secretaría Desarrollo Económico
  |   23.Julio.2014   |   Por:  

¿Resucitó el contralor de Ibagué?

<p>Esperemos que este no sea un breve despertar en medio de una larga siesta.</p>
Salud Tolima

Las sagradas escrituras ilustran el milagro de Lázaro, el cual después de muerto resucitó después de escuchar de Jesús de Nazaret las famosas palabras: “Lázaro, levántate y anda”. Algo similar parece que le ocurrió en pasados días a Edwin Riaño Contralor Municipal de Ibagué, a quien el polémico asunto de las fotomultas lo despertó de un pesado sueño de algo más de dos años y medio.
No son pocas las críticas que ha recibido Riaño a su gestión como Contralor. Sus boletines anunciando hallazgos han pasado al olvido, pues recurrentemente hacían referencia a hechos sin trascendencia, a elementos menores o a banalidades que no guardaban proporción con las expectativas que tenía la ciudadanía en referencia a sus labores fiscalizadoras. A esto hay que sumarle que a juicio de muchos, y debido a su aparente cercanía a Luis H. Rodríguez y su círculo cercano de colaboradores,  Riaño no ofrecía las garantías suficientes para ejercer un control fiscal objetivo, lo que se puso de manifiesto con el control preferente otorgado por la Contraloría General de la Nación a dos exfuncionarios de la “Seguridad Humana”.
A la fecha, y después de múltiples denuncias, a Edwin Riaño no se le han visto actuaciones destacadas en referencia a sonados casos como el de Presea (Aguazul), la contratación de “Súper Asesores” con salarios inusualmente altos para la región y uno de ellos - en ese momento - sin título profesional académico, las dudas que rodearon los procesos para la contratación de los diseños de escenarios para los XX Juegos Nacionales - investigado ahora (el contralor) por el auditor Regional de la AGR, Guillermo Barreiro por el sobrecosto del contrato de los $11.500 millones -, la excesiva “nómina paralela” en la Alcaldía de Ibagué o como la venta a precios irrisorios de lotes de propiedad del municipio, situaciones todas que fueron denunciados en diversos medios locales, pero que no ameritaron que este funcionario indagara al respecto.
Por fortuna para la ciudad, las foto multas nos regalaron un providencial milagro y debido a presiones mediáticas y ciudadanas, y a cuestionamientos directos efectuados a Riaño en la reciente rueda de prensa en la Cámara de Comercio de Ibagué donde el alcalde “socializó” el tema de las foto multas, este funcionario procedió de manera rápida, casi tan rápida como lo fue la administración de Luis H. para tramitar el contrato de Alejandro Méndez para la elaboración de los estudios para las foto multas, a expedir el oficio 100-070-2144 del 21 de Julio de 2014 por medio del cual hace una Función de Advertencia en referencia a este controvertido proceso.
Esperaría la ciudad que esto no se quede en un oficio, o en un nuevo boletín anunciando cosas que en otras latitudes daría vergüenza anunciar, pero desafortunadamente para Ibagué la evidencia en referencia a Riaño y su gestión sugieren que el escepticismo es el mejor camino y que poco podemos esperar de tan publicitada función de advertencia. Esperemos entonces que este no sea un breve despertar en medio de una larga 'siesta' sino que al menos en lo que le resta a la “Seguridad Humana” - le queda un año y cinco meses a Luis H. Rodríguez -, Ibagué advierta un control fiscal férreo, objetivo, eficiente y desprovisto de intereses que estén por fuera de la órbita del control fiscal. Al fin y al cabo soñar no cuesta nada.