Alcaldia
  |   22.Junio.2022   |   Por:  
Nicolas Cuellar Dussán

En el Restrepo denuncian que los tienen sin agua y ahora tienen que lidiar con las inundaciones

Crédito: 
Ecos del Combeima
Aranzalez
Algunos residentes culpan a las obras ‘estancadas’ del IBAL.
Velotax

A parte de los problemas de huecos que afectan la movilidad en Ibagué, la ciudadanía ha sido enfática en señalar los problemas que se han presentado en diferentes barrios producto de obras inconclusas que al parecer el IBAL ha dejado y que en plena temporada de lluvias las inundaciones a las viviendas se han vuelto más constantes.

Precisamente uno de los casos tiene que ver en el barrio El Restrepo, entre las calles 39 y 40, en donde algunos vecinos del sector se quejan de una obra que quedó en aparente estado de abandono desde el mes de octubre del año 2021, cuando el IBAL designó en el sector el cambio en la red de acueducto y alcantarillados, el problema es que una vez culminado el cambio, dejaron el hueco y a la fecha no han vuelto.

Los habitantes de las más de 30 casas han publicado en redes sociales cómo tienen que lidiar con balde en mano durante varias horas de la madrugada cuando las fuertes lluvias colapsan la red de alcantarillado y los conductos de aguas residuales terminan rebosados generando a su vez inundaciones y afectaciones a electrodomésticos y enceres de los residentes.

Pero los problemas no terminan ahí, pues también producto de las alcantarillas que quedaron abiertas se ha prestado para que roedores invadan las casas y generen un problema de salubridad que en primera medida ha afectado directamente a niños y adultos de la tercera edad. De igual forma las vías quedaron intransitables y hasta el carro de la basura ya no puede entrar en todas las cuadras por temor a quedar enterrado en uno de los huecos.

Por su parte algunos residentes del barrio El Restrepo han sido enfáticos en señalar que si no se logra una pronta solución saldrán a protestar y bloquear el tráfico de la carrera sexta hasta que logren ser escuchados y tenidos en cuenta por parte del IBAL.