Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 26.Septiembre.2021
Velotax
  |   23.Julio.2021   |   Por:  
Gerardo Gómez

Inseguridad a la orden del día en Ibagué, incremento de atracos a mano armada en motocicletas con parrillero afectan y preocupan al comercio

Crédito: 
Suministrada
A diario se vienen conociendo hechos donde la modalidad es de sujetos que descienden de una motocicleta, en pocos segundos amenazan o agreden a sus víctimas despojándolas de sus pertenencias y en especial sus objetivos son los celulares de alta gama.

Definitivamente los delincuentes quieren hacer de las suyas en Ibagué y lo vienen logrando a través de la intimidación, la violencia y el factor sorpresa con los que están actuando, algo que cada vez se ha vuelto más frecuente en Ibagué, en sólo un día, esta redacción conoció de por lo menos cuatro casos donde el modus operandi es el mismo: llega un sujeto, amenaza con revolver en mano a clientes o personas que están en la caja de los establecimientos o abordan a los transeúntes para huir luego de asegurar el botín en motocicleta a gran velocidad sin que nadie pueda hacer nada.

Uno de los casos nos lo contó una empresaria y comerciante local quien mientras se encontraba en un establecimiento de su propiedad en la zona gastronómica del barrio La Macarena, fue golpeada e intimidada puesto que, en medio del susto y la sorpresa, no entregaba su equipo, ante la situación, su acompañante tuvo que entregar el aparato al delincuente quien rápidamente abordó la motocicleta que lo esperaba.

“En el restaurante que tengo en La Macarena parte alta, me encontraba con mi socia sentada en una de las mesas de la entrada, de pronto llegó un tipo con un revolver apuntándonos y pidiéndonos los celulares no se si por la reacción y los nervios de ver ese tipo con un arma, me dio risa y sin darme oportunidad para entregarle el celular, me golpeó fuerte la cabeza con la cacha del revolver, me quedó un chicón horrible, sangré y luego me agaché del dolor, me incliné y volvió a apuntarme para que le diera el teléfono, me paré de la mesa y volvió a pegarme, esta vez en la mano en la que tenía el celular, mi socia del susto porque me apuntaba con el revolver, le entregó el teléfono de ella y le dijo que se lo llevara y no me hiciera nada, lo tomó y salió corriendo del lugar, en ese momento había dos mesas con clientes y hasta un menor de edad y es muy triste que estos delincuentes ingresan con armas a un establecimiento para hacer lo que hacen”, expresó la afectada Luisa Hernández del Restaurante Poteiros.

Agregó que tras dar aviso al cuadrante, la Policía llegó pero a que les contara lo que había pasado y no se ve reacción o apoyo a través de la verificación de las cámaras del sector, que la respuesta es que deben de pedir permiso, hacer un poco de trámites y sólo se limitan a hacer recomendaciones, que se cuiden, que no se mantengan las puertas abiertas y dar unas consejos que no generan conformidad porque se denuncia y de ahí en adelante no pasa mucho para protegerlos de la delincuencia.

“Desafortunadamente el tema de los hurtos en este sector de la Macarena se ha vuelto muy frecuente, a mi socia llegando al local hace un par de meses, le ‘raponearon’ la cadena dos hombres en motocicleta, hemos tenido clientes a los que se les llevaron las pertenencias de los vehículos, por acá también a una persona se le robaron  un equipo de más de 30 millones de pesos luego de romperle el vidrio del carro y todo esto se ve incrementado con la presencia de los habitantes de calle que entre la noche y la madrugada, hacen daños, se llevan todo lo que esté a su alcance, violan las cerraduras, dañan las rejas, se llevan lámparas y todo lo que les represente algo para vender, mientras que no se ven acciones de las autoridades para contrarrestar esta situación”, agregó la señora Hernández.

Finalmente hizo el llamado a la Policía y al Gobierno Municipal para que establezcan dialogo y acercamientos con los comerciantes y la comunidad para buscar poner freno a lo que está sucediendo y no se afecte más el comercio y por ende, la reactivación económica y la generación de empleo, agregó que afortunadamente la lesión en su cabeza no fue profunda, le quedó un moretón en su mano pero pudo haber sido más grave y en cualquier momento esto se puede convertir en una tragedia.

Escuche el testimonio de doña Luisa Hernández: