Alexa

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 06.Marzo.2021
  |   23.Febrero.2021   |   Por:  
Camilo Patiño

“Hay que apretar a la Policía”: Ricardo Orozco ante la inseguridad en Ibagué

Alcaldía de Ibagué
Crédito: 
Gobernación del Tolima
A diferencia de la postura asumida por la Secretaría de Gobierno Municipal, el mandatario reconoció que sí existe una problemática derivada de la delincuencia.

En medio de la preocupación generalizada que existe en la capital del Tolima por cuenta de los hechos delictivos que a diario están siendo reportados por los medios de comunicación, el gobernador Ricardo Orozco reconoció que existe una problemática que debe ser atendida por la fuerza pública.

“Hay que apretar a la Policía”, dijo el mandatario departamental, y a cambio de exponer cifras institucionales de operatividad como lo ha hecho la Secretaría de Gobierno de Ibagué, dejó claro que la autoridad gubernamental debe exigir resultados para contrarrestar el flagelo de la delincuencia.

“Como gobernador del Tolima mantengo enterado de toda la parte de seguridad (…) vamos a hacer un ejercicio más fuerte y más cercano con la Metropolitana para mirar cómo logramos erradicar algunos focos de delincuencia acá en Ibagué”, sostuvo Orozco en el marco del evento que se llevó a cabo ayer en el Parque Deportivo.

Del mismo modo, afirmó que algunas veces las capturas se producen sin legalización y por lo tanto los delincuentes terminan recuperando la libertad. “Es la justicia de este país que ojalá algún día cambie y todo el que esté al margen de la ley tenga intramural”, concluyó.

Críticas por la inseguridad

“Las cifras son solamente cifras”, afirmó recientemente el presidente del Concejo de Ibagué, quien además mencionó otra estadística que establece que hoy en día de cada diez ciudadanos siete se sienten inseguros a raíz de los hechos delictivos que a diario son reportados por los medios de comunicación en diferentes sectores de esta capital.

Arturo Castillo también dijo que desde hace más de un mes le está exigiendo resultados a Portela en torno a las más de 200 cámaras de seguridad que permanecen inactivas pese a que las respuestas de avances en la contratación para su operatividad son idénticas hace tiempo.