Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 08.Diciembre.2021
Velotax
  |   08.Noviembre.2020   |   Por:  
Óscar Barreto

Agua y medio ambiente: la fuerza de los hechos

Alcaldía de Ibagué
Crédito: 
Suministrada
Siempre el río Combeima, ha sido nuestro permanente acompañante, nuestro afluente principal y generador de vida. Nos levantamos a su lado, aún dependemos de su amplia generosidad

Con mis hermanos de niños recorríamos los senderos del Cañón del Combeima en Ibagué, mi padre nos inculcó un inmenso amor por la naturaleza y por el campo. Siempre el rio Combeima, ha sido nuestro permanente acompañante, nuestro afluente principal y generador de vida, nos levantamos a su lado aun dependemos de su amplia generosidad, pero su caudal ha disminuido, debido al descuido, a las acciones depredadoras del mal concebido y desarrollado turismo, a la inacción y poca visión de entidades públicas y privadas.

Debemos recuperar como el activo mayor que tenemos, el Rio Combeima, se han dado unos pasos que se deben reconocer, pero no los suficientes y contundentes, para que nuestro rio tenga larga vida y la tenga en abundancia. 

Celebro con inmenso regocijo la iniciativa de CORTOLIMA, de constituir el Fondo del Agua de Ibagué, no solo porque su gran razón de ser, es proteger la cuenca del Rio Combeima, sino porque en esa constitución el criterio de participación e inclusión se vio verdaderamente reflejado con las entidades oficiales y  la participación de la empresa privada, es así como el Grupo Diana, Servi Arroz, Avícola Triple A, Celsia, Cemex y la Andi, se sumaron con la alcaldía y la gobernación a esta causa, tal vez la mejor y la mas noble de los últimos años en la ciudad.

La cuenca del Rio Combeima, Nace en la zona de paramos del Volcán Nevado del Tolima, a 5.218 metros sobre el nivel del mar, allí encontramos ecosistemas frágiles donde se albergan especies de flora y fauna nativas de páramo, abastece el 86% de la demanda de agua de la ciudad, pero la oferta hídrica de la cuenca son 9.3 metros cúbicos por segundo y la demanda son cerca de 15 metros cúbicos por segundo, es decir, que hay un déficit muy grande, que debemos observar y trabajar con mucha conciencia ambiental.

El crimen de Ataco, que denuncié en una columna anterior y la licencia muy bien negada al denominado proyecto Hidrototare, nos van ubicando como uno de los departamentos, que deja claro que aquí defendemos el agua y el medioambiente, sacando este patrimonio de todos de la discusión ideológica y de doble moral, que solo se quedaba en las arengas y discursos para obtener réditos políticos, de allí también que celebre la elección de Joe Biden, como presidente de EEUU quien dijo que volvería al Acuerdo de Paris sobre Cambio Climático, de donde hace muy pocos días se había retirado esta nación poderosa.

En defensa del agua y el medioambiente, se debe pasar del discurso a los hechos, de la retórica a la acción y de la ideologización a la apropiación universal.