Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 24.Octubre.2020
Inacar
50 años
  |   15.Octubre.2020   |   Por:  
Ecos del Combeima

“No eran mentiras las advertencias que hicimos en febrero”: Andrés Hurtado

Ibal
Crédito: 
Internet
Según el alcalde de Ibagué recibió al IBAL completamente endeudado, pero además evidenció que la plata de las obras fue invertida en burocracia.

Como parte de la agenda de celebración de los 470 años de la ciudad, la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado suscribió el acuerdo de gestión con la Superintendencia de Servicios Públicos, que permitirá a mediano plazo el equilibrio financiero de la entidad.

En este evento que contó con presencia del alcalde Andrés Hurtado y la Superintendente, Natasha Avendaño, se pactó el acompañamiento en procesos administrativos, técnicos, comerciales y tarifarios para mejorar la prestación del servicio.

“Este evento ha estado enmarcado en el principio de la reconstrucción, en acompañar por parte de la Super a la empresa con seguimiento constante, para asegurar la sostenibilidad y calidad de la gestión”, indicó la Superintendente. 

Durante el evento, se inauguró el nuevo Centro de Atención Personalizada – CAP-. del IBAL, con el propósito de atender de manera oportuna las solicitudes de la ciudadanía.

“Esto hace parte de las grandes inversiones que vamos a tener en la empresa. Estamos comprometidos con un gran equipo de gobierno, para sacar adelante al Ibal, le damos la bienvenida a todos los usuarios al nuevo punto de atención”, aseguró el alcalde, Andrés Hurtado.

Esta sede atenderá de manera presencial servicios como: solución de peticiones, quejas y reclamos, pago de facturas, recepción de medidores para verificación y radicación de documentos en ventanilla única.

El CAP ubicado en la carrera 5 No. 41-20, torre F25 local 202, abrirá sus puertas desde las siete de la mañana, para ofrecer a los usuarios atención presencial personalizada, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad.

Además, la gerente Sandra García, presentó el lanzamiento de la nueva imagen del IBAL que, tras 16 años de historia, cambió su diseño por un símbolo representa el ciclo del agua, desde el páramo hasta su retorno al río, en equilibrio con el desarrollo social y económico.