Alexa
Gana Gana
Torreon

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 03.Diciembre.2020
Inacar
Secretaría Desarrollo Económico
  |   23.Junio.2020   |   Por:  

Cerraron cinco moteles en Ibagué por estar atendiendo, propietarios afirman que cumplen con los protocolos para trabajar

Crédito: 
Tomada de Google
A través de una mesa de diálogo con la Secretaría de Gobierno de Ibagué, se busca que se les permita funcionar, reforzando las medidas sanitarias y de bioseguridad que ejecutan por las características de su labor.
Salud Tolima

Según Humberto Leal, representante del sector de los moteles en la ciudad de Ibagué, por lo menos 600 personas empleadas derivan su sustento de esta actividad y durante más de tres meses han sostenido de sus propios recursos el pago de servicios públicos, arriendos, nóminas, impuestos y demás lo que a muchos podría tener al borde del cierre definitivo de seguir con las restricciones tan drásticas para ellos cuando por su actividad, ejercen controles y protocolos de manera permanente.

En Ibagué existen unas 20 marcas o razones sociales que funcionan como servicio de alojamiento por horas o moteles y cuentan con  un promedio de mil habitaciones que se rentan especialmente a parejas sin distingo de sexo que encuentran en este tipo de establecimientos el espacio ideal para pasar una rato, una noche o hasta días completos de intimidad, sin embargo, el fin de semana del puente de la fiesta de día del padre, fueron sellados por las autoridades cinco moteles donde se hallaban unas 120 parejas, con el argumento que no tenían permiso o autorización para estar funcionando, de acuerdo con las restricciones implantadas por el Gobierno Municipal a raíz de la pandemia por Covid-19.

La situación generó rechazo entre los empresarios de este sector quienes en su mayoría los afectaos aducen que tienen todos los documentos y protocolos registrados ante la Secretaría de Gobierno tal como les fue solicitado para inscribirse y que por lo tanto están autorizados para ofrecer sus servicios a los huéspedes temporales que demandan atención.

“Realizaron operativos en diferentes establecimientos y sellaron algunos de ellos que ya contaban con los protocolos de emergencia radicados ante la Alcaldía y estaban aprobados y habilitados para su operación, ante tal situación nos tuvimos que movilizar para de manera conjunta buscar establecer una mesa de trabajo y diálogo con la Secretaría de Gobierno encabeza de Carlos Portela y así generar un espacio para poder llegar a un acuerdo que nos permita reactivar las labores del sector del cual depende el empleo de unas 600 personas”, dijo Humberto Leal.

Agregó que se están amparando en el decreto 749, numeral 42 donde se indica que los servicios pueden ser habilitados y que tras haberlos subido, la página de la Alcaldía, los habilitaron pero que al parecer no existe la debida comunicación interna y se realizó el operativo que afectó y obligó el cierre de varios establecimientos, igualmente que ellos piensan que se encuentran habilitados y en la mesa de concertación debatirán cómo es la situación y plantearán sus argumentos.

“Esto es algo muy complejo para todos los que dependen de esta clase de negocios, nosotros los hemos sostenido casi que con nuestros propios recursos pero estamos hablando de 600 familias sin ingreso y necesitamos generar la reactivación para que algunos no desaparezcan y el impacto en el empleo sea peor, sobre el operativo que se realizó quiero ser claro en afirmar que hubo respeto por la privacidad de las personas, los del operativo fueron muy respetuosos y se le dio buen manejo a la situación pero que esperan una solución a sus demandas en este espacio que se abrió con la Alcaldía de Ibagué”, agregó.

Dijo que al igual que ellos, están en la misma situación las canchas sintéticas, el sector hotelero, bares, discotecas y demás establecimientos afectados por la parálisis, agregó que si no se llega a un acuerdo para reactivarse en esta mesa, se esperará que desde el primero de julio se de la reactivación como lo indica el Gobierno Nacional y además en materia de asepsia, ellos desde antes de la pandemia y por la misma actividad que  desarrollan, tienen medidas muy estrictas de bioseguridad y solo se tendrán que ajustar a algunas medidas adicionales como los registros de visitantes, la toma de temperaturas y demás para poder seguir activos.

Habla, Humberto Leal: