Alexa
Gana Gana
Colpatria

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 29.Marzo.2020
Hacienda
  |   17.Febrero.2020   |   Por:  
Gerardo Gómez

Habitantes de La Arboleda Campestre, sector El Samán, denuncian invasión de jíbaros, consumidores y atracadores

Crédito: 
Ecos del Combeima
En La Arboleda Campestre hay más de 4 mil 800 apartamentos con una población cercana a los 15 mil habitantes, en el Samán solamente hay 400 viviendas, lo que representa un mercado atractivo hasta para quienes llegan a consumir o distribuir vicio en este sector de la comuna 9 en Ibagué.

La situación ya se ha puesto en conocimiento de las autoridades y se piden acciones eficaces que ayuden a contrarrestar los flagelos que están afectando la convivencia y sobre todo a muchos menores de edad vulnerables, también expresan que los atracos y la inseguridad se están viendo continuamente.

Econoticias y el programa Tolima en Grande, acudieron al llamado de la comunidad del conjunto El Samán para conocer la situación que tiene preocupados a los residentes y sobre todo, debido a que al interior de los mismos apartamentos, hay personas que están dedicadas a la distribución de sustancias psicoactivas que en muchos casos, afirman, van a parar a manos de jóvenes y menores de edad.

“Agradecemos que ustedes hayan llegado hasta el sector de la Arboleda Campestre-Samán, estamos muy preocupados porque el paradero de las busetas 19 y 6 y sus alrededores se nos han convertido en un foco de distribución y consumo, esto es grave porque ya vemos hasta menores de edad de menos 15 y 14 años y mayores consumiendo a cualquier hora del día, eso empiezan desde las 5:40 de la mañana y hasta después de las 12 de la noche, no paran, esto está muy complicado y le pedimos al coronel Gabriel Bonilla de la METIB que nos ayuden”, expresó Benjamín Pulido, presidente del Consejo de Administración del conjunto.

Dijo que si bien la Policía ha hecho las visitas y las está haciendo con la SIJIN, esto es lento y dispendioso porque se debe recopilar el acerbo correspondiente para poder ejecutar acciones contundentes pero que también es urgente y se debe contar con el apoyo de la comunidad con la educación y la vigilancia a los adolescentes y menores desde los hogares.

“Aquí dentro de los conjuntos hay personas que distribuyen estas sustancias, no solo a adultos sino que jóvenes, niños y niñas que ya están siendo víctimas de estos flagelos, los están empezando a matar con psicoactivos y por eso necesitamos de manera urgente vigilancia y acciones contundentes para contrarrestar a quienes están generandole este grave problema a la comunidad”, agregó el señor Pulido.

Afirman los vecinos que el foco de consumo y expendio de sustancias está ubicado por los alrededores de las torres 10, 11, 12, 13, 17, 19, y 20 por donde está el paradero de las rutas de busetas 19 y 16 que prestan servicio hasta el sector y que los viciosos habían construido una especie de ‘cambuches’ que ya fueron desmantelados por la Policía.

“No podemos dejar que todo lo que se ha conseguido con mucho esfuerzo para la convivencia en una zona tan densa y poblada, se vea gravemente afectado por quienes nos quieren hacer el mal porque acá somos más los buenos que los malos que está afectando a la comunidad”, concluyó el presidente del conjunto.

Por su parte, uno de los directivos del barrio, Uriel Galvis, manifestó que la problemática también radica en que muchos de los propietarios o beneficiarios, no residen en el sector y arriendan sus propiedades a cualquier persona sin verificar antecedentes o cuál es la procedencia de los mismos y lo que hacen, es llegar a generar el caos, afectándolos a todos.

“Le arriendan a cualquier persona, por ejemplo, en el bloque donde yo vivo, una vez les arrendaron a unos muchachos que no hacían sino meter vicio, no miran quién está viviendo ahí sino que les importa es recoger la plata por un arriendo y eso es tenaz, especialmente para hacerle daño a nuestra juventud”, puntualizó el señor Galvis.