Alexa
Gana Gana
Terpel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 07.Mayo.2021
  |   27.Abril.2021   |   Por:  
Ecos del Combeima

Clinaltec estrena la primera unidad de Biología Molecular y Genética en el Departamento del Tolima y la región centro de Colombia

Crédito: 
Ecos del Combeima
Esta nueva adquisición hace que Clinaltec continúe consolidándose como una proyección de centro de referencia, no solo para Ibagué y el Tolima.
Velotax

Uno de los grandes avances que trae para este tiempo la Clínica Internacional de Alta Tecnología en Cáncer –Clinaltec–, es el de contar con el primer laboratorio de Biología Molecular y Genética, único en la región centro de Colombia, creado para el estudio del ADN en los microorganismos, las células tumorales y otras enfermedades que se producen en los seres humanos; esto traerá grandes beneficios en materia de desarrollo científico para el Departamento y obtener los resultados diagnósticos de manera confiable, rápida y sin salir de la ciudad.

La Biología Molecular y Genética, es una rama de la biología, poco mencionada y aún no muy conocida con respecto a su función e importancia en el aporte de la salud para el individuo. Esta es considerada altamente valiosa para la ciencia moderna, ya que contribuye en la detección temprana de posibles enfermedades como por ejemplo el cáncer de mama, estómago, pulmón, diferentes tipos de leucemia, trastornos relacionados con la parte cardiovascular y del metabolismo, además de casos como la fibrosis quística o la hemofilia; es por ello que gracias a los estudios que realizan los expertos en esta área, se logra identificar la estrategia de prevención o tratamiento ideal para los pacientes, así como el de orientarlos, en el caso de llegar a ser hereditable para sus futuras generaciones. Igualmente la Biología Molecular, ayuda con la identificación de patógenos, los cuales son responsables de la aparición de enfermedades infecciosas en los seres humanos, plantas y animales.

Pero, ¿cómo funciona la Biología Molecular y cuál es su importancia para la sociedad? Angel Criollo, coordinador del laboratorio de Biología Molecular y Genética en Clinaltec, nos contó lo que esto representa en materia médica:

“La biología molecular, nos permite ver al interior del material hereditario, es decir el ADN. Podemos aislar por ejemplo el ADN humano en un tubo de ensayo en el laboratorio y conocer su comportamiento y características, por ejemplo: qué tipo de mutaciones se encuentran en los tejidos de una persona enferma y qué la diferencia de otra que se encuentre saludable, lo cual permite diseñar mejores medicamentos, crear estrategias de prevención y tratamiento eficientes. Así mismo, si un virus o una bacteria infecta nuestro organismo, podremos “pescarlos”, porque también tienen material hereditario con cambios que los hace muy diferentes al humano, de manera que si alguna de estas llega a entrar al cuerpo humano y causa la infección, podemos tomarle una muestra a la persona para encontrar e identificar plenamente el ADN que pertenece al patógeno, así los médicos pueden saber con mayor precisión a qué bacteria se enfrentan y cómo combatirla”.

Resalta el experto en el tema, que el ser humano, al igual que las plantas y los animales, está conformado por millones de células, lo que nos identifica como multicelulares y por ende, la interacción armónica entre ellas, constituye todos nuestros órganos y tejidos.

Menciona también Angel, que al interior de las células se puede encontrar una pequeña región redondeada, la cual almacena la información necesaria a las instrucciones para todos los procesos vitales; estas están escritas en el ADN o ácido desoxirribonucleico, molécula que guarda la información genética que transferimos a nuestra descendencia. “Esta molécula es tremendamente compleja y funciona con otra conocida como el ARN o ácido ribonucleico. Al estudio de la estructura, función y comportamiento de ellas, se le denomina Biología Molecular”.

De acuerdo a la información suministrada por el doctor Angel, es importante reconocer la diferencia entre Biología Molecular y Genética, la primera, estudia los ácidos nucleicos del ADN y ARN, su estructura y función, mientras que la segunda, estudia las implicaciones de sus características en la vida del individuo y las leyes que gobiernan la transmisión hereditaria de los genes, generación tras generación.

Una de las razones por las cuales el estudio del material hereditario es importante, radica en que nos puede ayudar a entender la genética de las enfermedades. Para el caso del cáncer, es clave detectar las
 
mutaciones del ADN que incrementan el riesgo de padecerlo, es un paso importante para entender cómo ha surgido la patología y su posible comportamiento a futuro en el individuo, esta información permite tomar decisiones oportunas que tienen que ver con el tratamiento oncológico y con el manejo de la enfermedad.

Dentro de los estudios de la Biología Molecular, se encuentra el análisis de aquellas mutaciones que solo afecta el tejido donde apareció el tumor, si solo se encuentra allí, quiere decir que no es de naturaleza hereditaria, pero en caso de llegar a encontrarse en todas las células de la persona, podría indicar que la recibió de sus padres y puede seguir transmitiéndose a la siguiente generación, manifiesta el doctor Criollo.

Muchos de los cambios genéticos del ADN podrían establecer qué tan agresivo es el cáncer y de qué manera puede responder frente a un tipo de tratamiento, es decir, si es o no resistente a un determinado medicamento. Otras mutaciones ayudan a predecir, si un tumor tratado con éxito podría reaparecer con el tiempo, lo que podrá guiar al paciente y al médico en la supervisión constante para evitar de nuevo su aparición. Cada paciente puede tener un perfil diferente, por ello mediante las técnicas de biología molecular, el oncólogo podrá seleccionar de manera personalizada, la mejor combinación de agentes quimioterapéuticos que permitan reducir y aniquilar las células tumorales.

Explica el coordinador de la Unidad de Biología Molecular y Genética en Clinaltec, que con el conocimiento de las características genético-moleculares de agentes patogénicos como virus y bacterias, se puede llegar a determinar cuál es el agente que causó dicha infección.

“En el caso por ejemplo del virus del papiloma humano conocido como el VPH, es tan diverso genéticamente, que no todas las cepas son peligrosas, algunas están asociadas con la aparición del cáncer de cuello uterino y es importante determinar si en una muestra citológica, la paciente es portadora de este tipo de variedades de VPH, dado que el conocimiento oportuno puede ayudar en el ahorro del tratamiento y salvar la vida”. Expresó el doctor Criollo.

La Clínica Internacional de Alta Tecnología en Cáncer, cuenta con un moderno laboratorio de biología molecular, en el que se desarrollarán pruebas genéticas para enfermedades complejas como las cardiovasculares, el cáncer que puede tener un riesgo hereditable alto o bajo, estudios moleculares en biopsias de distintos tipos de tumores como el colorrectal, de pulmón, desórdenes mieloproliferativos, detección de agentes infecciosos como el VPH o el SARS-COV2, entre muchos otros patógenos de interés clínico.