Alexa
Gana Gana
Torreon

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 25.Noviembre.2020
Inacar
Ecos del Combeima
  |   26.Octubre.2020   |   Por:  
Mariano Martinez

Colombia: ¡No más cuarentenas! ¡Sí a la reactivación biosegura!

Mariano Martinez
Crédito: 
Internet
A manera del estudio internacional estamos en tiempos confusos, complicados o si se quiere peligrosos. Por: Mariano Martínez.
Salud Tolima

El análisis que realiza el prestigioso economista y académico Mauricio Santamaría, director de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras-ANIF es un retrato técnico de las conclusiones a las que el sentido común ha llevado a los gobiernos y sociedades: es falso que se deba frenar la economía para mantener la salud de la población.

A manera del estudio internacional estamos en tiempos confusos, complicados o si se quiere peligrosos. Y el Covid-19 además de ser un riesgo para la salud pública, es, sin duda un factor que ha perjudicado a niveles sin precedentes desde la crisis de 1929 o la devastación de Europa en 1945 después de la Segunda Guerra Mundial. Pero esto, ahonda lo más grave: la polarización y la "evolución" de la intolerancia, la irracionalidad y sobre todo lo más peligroso para las sociedades libres: el abuso de poder en nombre de la "ciencia" y la "seguridad de todos". Esto obligaría a una crítica de las autoridades desde el sentido común.

La economía es la fuente del desarrollo de la vida en libertad, de los proyectos de cada persona, familia y colectivo social. Las cuarentenas han sido medidas que no solamente han destruido la economía, sino que han generado conflictos personales, violencia intrafamiliar, aumento de la criminalidad y la delincuencia al haber menos control del Estado del orden público, afectaciones a la salud mental de niños, niñas, adolescentes y adultos mayores y han sido simplemente una ralentización del período de contagio masivo inevitable con cualquier epidemia sea de origen viral como el Covid-19, el SARS, el AH1N1 y la gripe española de hace cien años o bacterianas como la peste bubónica medieval.

La Organización Mundial de la Salud-OMS, cada vez más pierde credibilidad ante sus retrocesos como el de afirmar que los defensores del sentido común, la libertad económica y la vida de las comunidades tenemos razón: las cuarentenas no son estrategias necesarias, recomendables ni efectivas por sí mismas. Y aun suponiendo que la oleada de confusiones existentes sobre el Covid-19 en cuanto información sean ciertas -como el lucrativo y orwelliano "quédate en casa"-, una cuarentena menor a 15 días es meramente inútil, pero mayor a sesenta días es un acto de crueldad. Colombia, que tuvo una actuación tardía -recordemos que por manejos políticos en el país estuvimos a principios de 2020 sin ministro de salud en propiedad- lo hizo mucho mejor que otros países. Sin embargo, somos actualmente el décimo país del mundo con más muertes llegando aproximadamente a 30 mil. Soportando la tercera cuarentena más larga del mundo después de Perú, Bolivia -sin contar las intermitentes y extensas de Argentina-.

En su columna de opinión en el Diario La República, el director de la ANIF Mauricio Santamaría hace una reflexión del estado actual de la economía por causa de los excesos en las cuarentenas. De lo más puntual de la exposición, cabe destacar la profunda crisis de la economía en Bogotá, capital del país, que de por sí es un retrato de la gravedad de la situación de las ciudades principales y por defecto de las ciudades intermedias y regiones con menor desarrollo económico y social. No en vano FENALCO proyectaba la quiebra de más de 130 mil comercios bajo el esquema anterior a septiembre y que se vislumbra en los puntos principales de la economía de industria y servicios de la ciudad:

Comercio Minorista

Las ventas de comercio minorista registraron una caída de 14.9% anual en agosto de 2020 (vs. -10% en julio de 2020), según la Encuesta Mensual de Comercio (EMC), ver Gráfico 2. Nótese cómo ese resultado significó un retroceso respecto a la tendencia de menor deterioro observada desde los registros mínimos de abril hasta el mes de julio. Desafortunadamente, se materializaron los impactos esperados por la implementación de cuarentenas estrictas parciales y sectorizadas, especialmente en la ciudad de Bogotá, donde se extendieron hasta finales de agosto. De esa manera, el comercio minorista se contrajo 11.1% en lo corrido del año a agosto de 2020 (vs. crecimiento de 6.5% un año atrás)"

Industria Manufacturera

En cuanto a las ramas industriales, 32 de las 39 actividades registraron caídas en el acumulado enero-agosto de 2020. Las menores contribuciones se observaron en: (i) bebidas (-14.7% vs. 5.5%); (ii) productos minerales no metálicos (-22.1% vs. 1.5%); y (iii) refinación de petróleo (-17.9% vs. -0.2%). Esos desempeños no alcanzaron a ser contrarrestados por los buenos comportamientos en la producción de: (i) molinería y almidones (7.3% vs. 5.7%); (ii) aceites y grasas (6.5% vs. 1.7%); y (iii) productos de panadería (3.6% vs. 3.3%). Vale la pena destacar que los resultados por actividad son un claro ejemplo de la situación que enfrenta la demanda, en la cual el consumo de bienes básicos se ha priorizado por parte de los hogares, dada la caída en los ingresos laborales"

Construcción

A diferencia del comercio y la industria, el comportamiento del sector de la construcción y, en especial, el de las edificaciones, lleva varios períodos con resultados desfavorables, como resultado de la sobre-oferta de inmuebles en los segmentos de oficinas y viviendas de estratos altos presentada en las principales ciudades. Esos problemas estructurales, junto con la compleja coyuntura actual, han llevado a que el sector presente fuertes contracciones en sus principales indicadores. Por un lado, el área licenciada registró una caída de 30.4% anual en agosto de 2020 (vs. -24.4% en julio), ver Gráfico 2. De esta manera, la variación en el acumulado enero-agosto fue de -31.7% anual (vs. -2.8% un año atrás).

En cuanto a las ventas de vivienda, los resultados del mes de septiembre fueron favorables, con crecimientos de 34.4% anual (vs. 3.8% un año atrás), aunque en el año corrido, las ventas de vivienda siguen mostrando disminuciones de 4% (vs. 2% un año atrás). Es necesario anotar que ese desempeño puntual de septiembre, a diferencia de los meses pasados, viene impulsado por los crecimientos tanto del segmento VIS (43.1%, con una contribución de 29pp), como No-VIS (16.4% y 5.4pp). Probablemente, esos resultados obedecen a los estímulos que el Gobierno ha generado en torno a la adquisición de vivienda, especialmente para los hogares de ingreso medio, a través de los programas de “Reactivación del Sector de la Construcción 2020-2022” y el financiamiento de la cobertura a la tasa de interés de 100.000 viviendas del segmento No-VIS. Adicional a eso, el apoyo a proyectos distintos a los de vivienda es fundamental para dinamizar el sector y la cadena productiva relacionada con estas obras. Recordemos que la construcción, hace unos años, fue un motor importante para la economía nacional".

La conclusión de esta columna se armoniza con la que manifiestan técnicos, expertos y autoridades gubernamentales: volver a la "vieja normalidad" económica llevará mucho tiempo y no se logrará por sí solo. La cooperación de sectores sociales para revivir, impulsar y dinamizar con innovación los mercados es vital -algunos sectores como el hotelero y las aerolíneas tardarían años- e inevitablemente muchos hábitos laborales y de consumos cambiarán tal vez para siempre, y nosotros debemos cambiar con ellos.

Pero por ahora, por el bien de todos, mucho cuidado, bioseguridad, pero siempre en libertad.

Colombia: ¡No más cuarentenas! ¡Si a la reactivación biosegura!

Análisis Mauricio Santamaría, presidente ANIF Diario La República, 23 de octubre de 2020. Enlace virtual: https://www.larepublica.co/analisis/mauricio-santa-maria---anif-2941063/...