Miguel Barreto
Pinto
Velotax
  |   11.Enero.2022   |   Por:  
Por Diego Jiménez

¿En época de digitalización hay menos trámites hoy ?

Ecos del Combeima
Crédito: 
Suministrada
El crecimiento de la interacción digital entre empresas, instituciones y ciudadanos está presente hoy en todos los sectores

En Ibagué y el Tolima tenemos tareas pendientes para estar en sintonía con el índice de digitalización y bancarización al que ha llegado el país. Los ciudadanos requieren que las empresas e instituciones acompañen la transición y además brinden un servicio digital a la altura del momento que estamos viviendo.

De acuerdo con la Banca de Oportunidades, en su último reporte del 2021 sobre el comportamiento de indicadores de acceso y uso de productos del sector financiero, Colombia está bancariazada  en un  87,1%. 

Además se evidenció que los productos digitales crecen de forma acelerada. En el último año la cantidad de depósitos financieros creció en 1,2  millones, llegando a 11,4 millones de adultos con productos digitales activos que hacen parte de los 31,6 millones de colombianos bancarizados. 

El crecimiento de la interacción digital entre empresas, instituciones y ciudadanos está presente hoy en todos los sectores. En algunos casos sigue siendo opcional y en otros un terreno de obligatoriedad, para el cual, aún se requiere preparación para que este escenario no sea dispendioso para el usuario.

Hace más de un año entró en vigencia la facturación electrónica para todo tipo de organizaciones y establecimientos. Para una compañía hacer un cruce contable de gastos e impuestos solo es válida la factura electrónica, pero para muchos esto se ha convertido en un dolor de cabeza. Pedir una factura electrónica en una estación de gasolina comprueba que hay cosas que han empeorado en vez de mejorar.  Es un procedimiento que requiere explicar a los funcionarios cómo hacerlo; además el cruce de datos y documentos le tomará más tiempo de lo normal. Aquí la Dian, entre otras instituciones, tienen mucho por hacer para asesorar a algunos sectores con el objetivo de mejorar el servicio en esta materia. 

Por otra parte, las instituciones públicas, siguen dando pasos firmes en la tarea de digitalizar al país. El Ministerio de Transporte estableció que ya no será necesario que los conductores en Colombia porten en físico la licencia de conducción y la licencia de tránsito del vehículo. De ahora en adelante se podrán consultar en el Runt.

A esto se suma que, la Registraduría Nacional del Estado Civil como parte del decreto antitrámites , está agendando citas para la actualización de la cédula con un componente digital. El documento contará  con un chip en el que incluye la historia clínica y otros datos de la persona. Se podrá descargar en el celular y tendrá validez en todo el territorio.

El pasado judicial, la denuncia de pérdida de documentos, la libreta militar, el Soat y la revisión técnico mecánica son algunos de los documentos que ya se pueden consultar desde internet.

Hoy estamos frente a unas regiones más digitales en materia de trámites, documentos y bancarazación como parte de un objetivo institucional y de la banca. Es por esto que no puede seguir ocurriendo que algunas instituciones públicas y privadas no ofrezcan, por ejemplo, diferentes alternativas de pagos electrónicos en todas sus modalidades o que el ciudadano tenga que invertir más tiempo del  que invertía antes para obtener una factura.

Aquí los gobiernos, la banca, las empresas e instituciones deben tener en cuenta que un país que ha llevado a sus ciudadanos a la digitalización y bancarazación,  está obligado a acompañar la transición con capacitación y herramientas para que sea un ejercicio positivo, de menos trámites, y se cumpla realmente el objetivo de ser más eficientes y eficaces.

Por Diego F. Jiménez A