Alexa
Gana Gana
Torreon

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 25.Noviembre.2020
Inacar
Ecos del Combeima
  |   27.Octubre.2020   |   Por:  
Carolina Toro

COVID-19: ¡El 50% de los que llegan a la UCI mueren!

Carolina Toro
Crédito: 
Internet
Nos quedó grande comportarnos luego de la apertura de todos los sectores. El Covid 19 cada vez más cerca de todos nosotros. Por: Carolina Toro.
Salud Tolima

Ibagué soporta la mayoría de los casos del departamento del Tolima, de acuerdo con lo expuesto por nuestro alcalde, Andrés Fabian Hurtado en la reciente rueda de prensa; por su parte el Gobernador, Ricardo Orozco comunicó la nueva decisión pendiente de aprobación del Ministerio del Interior,  para proteger la vida al evidenciar el reiterativo mal comportamiento de algunos Tolimenses al presentar cifras como las de ayer, en donde hubo 382 nuevos casos de contagio y murieron 14 personas en el departamento.  Pareciera que el foco u origen del creciente número de contagios es el relacionamiento nocturno y el consumo de alcohol.  Las medidas recientemente anunciadas, a causa de ser el cuarto departamento en contagios a nivel nacional, presentar un promedio diario de muertes de 17 personas, más de 600 contagios el pasado fin de semana, una ocupación del 80% de las camas de cuidados intensivos, llevaron a tomar una decisión necesaria, pidiendo ser responsables con la vida y cuidar a los más vulnerables. Para el caso de Ibagué, tenemos que acumulados  12.705 casos positivos de Covid 19, fallecidos 359, 171 hospitalizados,   porcentaje de letalidad de 2,72%,  un promedio de 7 a 10 fallecidos diarios, el 27% de las pruebas efectuadas tienen diagnóstico positivo, siendo 23% el promedio nacional y,  la cifra más aterradora que evidencia la rapidez y lo exponencial del contagio es que por cada cien mil habitantes, empezamos con 114 contagiados, luego subió a 123,  después fue 187 casos y  en el  último  mes  tuvimos 247 contagios; según nuestro Gobernador, por cada cien mil habitantes, se duplicó el número de contagios debido a la sobrexposición e irresponsabilidad de los ciudadanos.

Ricardo Orozco muy acertado dijo que es triste ver la indolencia de algunos que no han tenido un caso cercano o simplemente no les importa experimentar la muerte de un familiar por Covid 19, sin tener la posibilidad de despedirse y esperar 15 días para recibir sus cenizas.

 La indiferencia ante el sufrimiento de las familias que se quedan huérfanas o sin hijos, sin empresas, en la ruina, y los 7 meses de permanente campaña para sensibilizar a la población frente a este enemigo invisible no fueron suficientes porque fuimos incapaces de cumplir y de aprovechar la normalidad de operación en casi todos los sectores. El abuso de algunos nos tiene afectados a todos y la empatía y promover pensar en colectivo se quedaron en retórica.  Lo único cierto es que, quienes tenemos conciencia de autocuidado y pensamos en el otro, debemos continuar sin descansar y en paralelo, ser propositivos, positivos y resilientes. 

Esperemos que el Ministerio del Interior apruebe las medidas propuestas por nuestros gobernantes en donde se destacan que el pico y cédula volvería a los bancos, se incrementarán los operativos para validar que se cumplan los protocolos, tendremos toques de queda por 4 fines de semana, ley seca y se pidió la aprobación declaración de la alerta roja hospitalaria para poder disponer de las UCI y así reprogramar cirugías no vitales para darle prioridad a los pacientes con Covid 19. 

Algunos bares y discotecas, luego de sufrir un largo cierre, de tener apoyo e intervención de los gremios para poder abrir, en una absoluta falta de responsabilidad no cumplieron con los protocolos de bioseguridad, obligando a la administración a ejecutar cierres, demostrando que no fueron capaces de aprovechar esa oportunidad de reactivarse.  El servicio publico de transporte como las busetas, según algunos, presenta aglomeración, ya que algunos conductores permiten llevar pasajeros de pie, lo cual por obvias razones facilita el contagio. Bajar a pie por la tercera es todo un desafío porque se siente el Covid 19 presente, muchas transeúntes con el tapabocas en el cuello, vendedores ambulantes sin tapabocas o con un mal uso de este y bastante gente transitando que contrasta con las largas filas de los bancos. Las reuniones sociales jamás dejaron de hacerse y cuando tuvimos la libertad de hacerlas, muchos se excedieron con el número de personas.

En Ibagué, según nuestro alcalde, tenemos el 80% de ocupación de camas de cuidados intensivos y la mayor participación de contagiados se la llevan las personas con edades entre 20 y 40 años, representando el 44% de la población enferma con el nuevo coronavirus.  Lo triste de todo esto es que como ya se ha dicho, los efectos colaterales que nos deja la pandemia son enormes, de volver al encierro volverán las cifras altas de violencia intrafamiliar y abuso sexual a los niños, la pobreza seguirá creciendo, se incrementará el número de personas con enfermedades mentales producto de la crisis, los niños seguirán sin poder asistir a la escuela, los ricos serán mas ricos y los pobres cada vez mas pobres. ¿Se han dado cuenta de la cantidad de inmuebles para la venta a precios bajos producto del desespero de sus dueños? ¿Para no perderlos con los bancos? ¿Cuántas personas sin empleo? tenemos el deshonroso segundo puesto en desempleo a nivel nacional, empresas cerrando a diario y pareciera que nada de esto fuera suficiente; no existen los medios para poder controlar al 100% de la población y no hay conciencia individual generalizada. Todo se pretende dejar a las autoridades como si fuera posible tener un policía por habitante. De seguir así no solamente tendremos un año sin halloween, sino también tendremos una navidad en toque de queda con el doloroso balance de tener familiares ausentes, muertos por Covid 19, una ciudad cada día más insegura y pobre; ya me imagino los eternos debates diagnosticando la situación y culpando a los gobernantes de lo que como ciudadanos no fuimos capaces de hacer. Mientras todo esto pasa, los comerciantes, los hoteles, los restaurantes, transportadores,  y en general, la gran mayoría de los actores, seguimos cumpliendo y trabajando para sobrevivir a la crisis, generando empleo y esperando un milagro que acabe con esta pesadilla que le ha quitado el sueño y los sueños a mas de uno. Que Dios nos bendiga y nos proteja a todos.