Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 12.Noviembre.2018
Prabyc
  |   04.Noviembre.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

¿El Conservatorio del Tolima agoniza presupuestalmente?

Conservatorio Debate
Crédito: 
Ecos del Combeima
El rector James Fernández, el diputado Jairo Forero y el estudiante de derecho, Wilson Delgadillo, analizaron la situación que atraviesa el Conservatorio frente al presupuesto para la vigencia 2019.

 

El rector James Fernández explicó que el Conservatorio Del Tolima tiene una deuda histórica con sus profesores, pues estos no han podido ser nombrados de planta y si bien se ha mejorado notablemente la estructura física esto aún no es suficiente para garantizar estabilidad a sus maestros.

El diputado Jairo Forero afirmó que es voluntad de la Asamblea el ‘resucitar el Conservatorio’ para que se convierta en un universidad de educación superior, por lo que preocupa la ordenanza que se encuentra suspendida desde el 2000 cuando el departamento entró en Ley 550, por lo que las acreencias quedaron suspendidas.

“En su momento el actual alcalde de Ibagué le cedió al Conservatorio unas acciones que teníamos en el Terminal y eso ha ayudado a sus sostenimiento, sin embargo al salir de Ley 550 pasamos de categoría tercera a segunda y eso nos obligó a firmar un convenio de desempeño con el Ministerio de Hacienda y solo hasta el 2015 recuperamos la categoría y se liberan las ordenanzas correspondientes”.

El diputado afirmó que la iniciativa de Ricardo Ferro de convertir a Ibagué en un distrito especial de la música más la apertura de los nuevos programas del Conservatorio podría dar un gran  impulso a la institución.

Además indicó que hay una deuda que a su juicio supera 30 mil millones de pesos y esto se le debe cumplir al Conservatorio como se le ha venido cumpliendo a la UT.

El estudiante de derecho, Wilson Delgadillo, afirmó que en el 2013 salió una circular que indicaba que pese a que realicen saneamientos fiscales deben cumplir las ordenanzas de presupuesto, pero el departamento le ha incumplido al Conservatorio y por eso se le adeuda el 2016, 2017, 2018 y lo que viene del 2019.

El rector James Fernández afirmó  que los convenios son una cortina de humo porque estos no son para funcionamiento sino para proyectos específicos y el Conservatorio no puede hablar de calidad cuando no hay recursos para los nuevos programas y están a medias para los programas existentes.