Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 16.Septiembre.2019
Belvedere
  |   04.Marzo.2019   |   Por:  
Ecos del Combeima

El nuevo ajedrecista

Crédito: 
Javier Pérez / Ecos del Combeima
Con solo 40 años, hay quienes dicen que hay Miguel Ángel Barreto para los siguientes 20 años en la política regional y que el relevo generacional de los conservadores está garantizado.

El camino no se ha labrado al azar. De la colectividad azul han hecho parte importantes dirigentes como Guillermo Angulo, Francisco Peñaloza, Luis Humberto Gómez Gallo, Óscar y Jaime Barreto Quiroga, y Juan Mario Laserna, todos fallecidos, excepto del actual gobernador y quien es por herencia y gracias a su carisma e interlocución con los electores el actual ‘gamonal’ y máximo líder de esta organización política.

Dos veces gobernador del Tolima, Óscar Barreto, ha tenido que sortear enormes dificultades, enemigos acérrimos, una inhabilidad que fue reversada e investigaciones en su contra nunca comprobadas que han llegado a las altas cortes.

No obstante, ha contado con socios que se han convertido en verdaderos ‘ángeles de la guarda’, en primer lugar su hermano Jaime, quien lo involucró en el mundo político y posteriormente Laserna,  quien ganó un senado bajo el acompañamiento barretista y quien usó sus influencias para proteger a su mentor en lo político.

La nueva era

En las últimas elecciones legislativas ocurrió un hecho histórico para el partido y fue la obtención de un cupo en el Senado a cargo de Miguel Ángel Barreto Castillo, primo del mandatario, con una votación que superó los 79 mil sufragios.

Bajo el ala protectora del barretismo, Adriana Magaly Matiz, llegó a la Cámara de Representantes y José Élver Hernández, heredero del 'gomezgallismo' conquistó el segundo escaño. El 2018 será recordado como el año en que los conservadores consolidaron su posición dominante en la región, un lujo que era de los liberales.

Lo acontecido no fue producto de la casualidad. Miguel Ángel Barreto Castillo,  inició su carrera sin imaginarlo cuando acompañaba a Óscar Barreto por los barrios de la capital tolimense en sus fallidas aspiraciones a la alcaldía y posteriormente por los municipios, cuando, Óscar fue presentado como el candidato de Luis H. Gómez Gallo y Carlos García a la Gobernación del Tolima, posición que ganó ante un aguerrido ‘jaramillismo’ que no pudo superar en las urnas al carismático Barreto Quiroga.

Se formó un líder

Una vez con Laserna senador, Miguel Barreto integró su UTL y ante la distancia que tomó el representante conservador Alfredo Bocanegra del exgobernador Barreto y la inhabilidad que le impuso la Procuraduría, Miguel se convirtió en la carta bajo la manga para llegar a la Cámara, posición que ganó el joven Contador Público y magíster en Gerencia para el Desarrollo, quien tenía en Laserna y su primo, sus líderes y maestros en la política regional.

Fuentes cercanas al barretismo, señalan que la transformación de Miguel Barreto causa aún sorpresa y cierta admiración ente sus amigos más cercanos. De ser un hombre tímido y de bajo perfil, pero muy observador y analítico, se convirtió rápidamente en un estratega político, que todavía hoy muchos les cuesta reconocer.

Con credencial en mano y en plena crisis del barretismo, el novel parlamentario generó alianzas que le abrieron puertas en Bogotá para actuar a favor de los alcaldes y seguidores del conservatismo, con lo cual pudo mantener la base del movimiento.

 De hecho, se menciona, interlocutó directamente con Alejandro Ordóñez, exprocurador General de la Nación, a favor de su primo y estrechó relaciones con otros parlamentarios, quienes le abrieron puertas en los ministerios, situación que aprovechó para acompañar a los alcaldes en la búsqueda de recursos para varios de los municipios afines al barretismo.

Además, supo mantener una relación fundamental con José E. Hernández , los ‘gomezgallistas’ pura sangre, y otros movimientos democráticos con base en un discurso de unión, seguridad y convivencia partidista.

Nuevos aires 

Una vez absuelto Óscar Barreto (finalizando 2014), Miguel Ángel se dedicó a promoverlo nuevamente como Gobernador de los tolimenses y una vez éste llegó nuevamente al poder regional, actuó rápidamente ante el círculo del expresidente Juan Manuel Santos para generar puentes entre el Gobierno nacional y el Gobierno departamental, labor que tomó su tiempo por la animadversión que tenía Santos ante la impronta uribista de Barreto Quiroga.

Su sensatez y cálculo político lo llevaron a postular su nombre al Senado, saliendo ganador y obteniendo una votación tan amplia, que logró catapultar el partido Conservador como el más influyente en la región. Entre otras acciones, desde allí se solidarizó con el rector de la Universidad del Tolima, Ómar Mejía, en la recuperación de la entidad a través de un acompañamiento personal ante diferentes instancias en la capital de la República.

En el caso de Cortolima, dicen nuestros consultados, se ha movido como un verdadero pez en el agua para arrinconar y ahogar, junto con su coequipero Hernández, la representación liberal que orienta Mauricio Jaramillo, situación que quedó demostrada en la elección de los alcaldes al interior de la Corporación el pasado lunes 25 de febrero de 2019 y que desde ahora augura un cambio en la dirección general de la institución.

Estratega 

Aunque Paloma Valencia lo ha tratado de mudo en el Congreso, Miguel Barreto ha dicho que prefiere los resultados; de hecho presentó varias proposiciones a favor de las vías terciarias, el sector cafetero y el aeropuerto de Ibagué, y sin más, ha estrechado vínculos con algunos uribistas que rechazan  la presencia de Carlos Edward Osorio en sus filas y quienes saldrían en bandada a los brazos de los conservadores y su candidato Ricardo Orozco, de ser el ex representante santista el candidato del CD a la Gobernación del Tolima.

A este paso, todo indica que hay un nuevo ajedrecista en la política regional, que se la ha jugado por la unificación del partido Conservador y generar nuevas alianzas que hoy son competitivas de cara al proceso electoral de octubre.

Uno de sus asesores comentó que Miguel Ángel está lejos de sufrir el mal del ‘culto a la personalidad’ ni comparte la adulación y la veneración excesiva al caudillo, como sí les sucede a algunos asesores y secretarios de despacho del mandatario seccional, con quien mantiene un diálogo directo y respetuoso.

Con solo 40 años, hay quienes dicen que hay Miguel Ángel Barreto para los siguientes 20 años en la política regional y que el relevo generacional de los conservadores está garantizado.