Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 25.Septiembre.2020
Inacar
50 años
  |   12.Agosto.2020   |   Por:  
Ecos del Combeima

“En ‘la cuadra de los negros’, el desorden, la rumba y los problemas inician desde el viernes y duran todo el fin de semana”: Habitantes del sector

Crédito: 
Suministrada
Miembros de la comunidad afirman que en medio de la pandemia por COVID-19 la indisciplina social es permanente.

El anterior fin de semana se hicieron virales las imágenes que mostraban cómo en medio de un operativos de las autoridades del municipio y la Policía, se registró la reacción airada de un hombre de alta estatura y gruesa complexión que se rehusaba a acatar las recomendaciones y sugerencias de las autoridades para portar el tapabocas e ingresar a su vivienda en el marco del toque de queda que regía ese fin de semana, luego de infructuosos diálogos, los funcionarios optaron por retirarse y se pudo conocer que al otro día le impusieron un comparendo para no dejar pasar este acto de irrespeto a la autoridad y no acatamiento de las medidas.

Sin embargo, a la redacción de Econoticias se reportaron varios ciudadanos que se manifestaron inconformes y preocupados por los permanente y consecutivos actos de alteración al orden público, a la tranquilidad y a la sana convivencia que se presentan en una cuadra del mencionado asentamiento y que es conocida por la comunidad como ‘la cuadra de los negros’ debido a que a este sector desde hace algún tiempo llegaron a asentarse personas y familiad de la comunidad afro.

“Ellos, en ‘la calle de los negros’ como se le llama acá en Milagro de Dios, cada 8 días desde el viernes comienzan la rumba, empiezan a tomar con los equipos a todo volumen viene la Policía y no les hacen caso, parece que les tuvieran miedo porque son un montón de negros y son altos y acuerpados, hay muchos problemas por esas reuniones porque por ahí ha habido peleas con cuchillos, con botellas y dicen que hasta con armas de fuego, uno se da cuenta al otro día en las noticias o los vecinos que le cuentan, pero eso es un desorden todo el fin de semana, el toque de queda empieza a las 7 de la noche y la gente sigue en la calle, los niños en la calle también sin tapabocas a igual que los padres y no les importa, la Policía les dice y no se entran, no hacen caso, duran hasta las 2, 3, 4, 5 o 6 de la mañana tomando y en fiesta, eso es rutina de todos los fines de semana desde que empezó la cuarentena y desde mucho antes, eso para ellos ya es como normal y las autoridades parece que les tuvieran miedo”, expresó un residente del sector quien pidió reserva de su identidad por razones evidentes.

Por otra parte, se ha conocido que de parte de los líderes comunales en conjunto con las autoridades, en repetidas ocasiones se ha sostenido diálogo y se les ha puesto en conocimiento la inconformidad y afectación a la convivencia del sector con algunos voceros o líderes de la zona pero al parecer ha sido infructuoso cualquier acercamiento para generar conciencia de tal situación.

“Acá hemos tenido muchas quejas especialmente de las manzanas A, B y en la I, porque hay personas que permanentemente tienen sus equipos de sonido a muy alto volumen y perturban la tranquilidad de los demás habitantes, especialmente no tienen en cuenta que hay niños que ni siquiera pueden sentarse a ver televisión porque además por los protocolos no pueden estar en las calles, hay adultos que ni se cuidan ni cuidan a sus niños, la situación no es solamente con los de esa cuadra o las personas afro, también con otros residentes y en especial los propietarios de las tiendas donde se vende y consume licor generando mucho desorden, hago un llamado para que utilicen sus sonidos moderadamente y no afecten la convivencia, sobre todo a los niños”, dijo María Doris Hernández, presidente de la Junta Comunal de Milagro de Dios.