Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 10.Agosto.2020
Inacar
  |   12.Julio.2020   |   Por:  
Óscar Barreto

Opinión: La nueva historia de la UT

Alcaldía de Ibagué
Crédito: 
Suministrada
La universidad debe seguir avanzando como lo viene haciendo bajo los principios de autonomía, autogobierno, austeridad y trasparencia, hacia al terreno de la virtualidad.

Inmensamente de acuerdo con mejorar el esquema de la educación pública en Colombia, un país como el nuestro donde la desigualdad y la inequidad son tan grandes, debe no solo tratar de redistribuir la riqueza, sino de generar acceso al conocimiento, de manera que este sea el vehículo que sirva para el mejoramiento de la calidad de vida de la gente y el desarrollo de las regiones. 

En educación pública superior en el departamento del Tolima hemos avanzado como ningún otro departamento, máxime en materia financiera, en el gobierno que orienté pasamos de tener una universidad con déficit de $24 mil millones a tener cero déficits, lo que nos generó una recuperación financiera total, después de 55 años aumentamos las transferencias del gobierno departamental en más del 147%.

Siempre dije que prefería poner recursos a la educación, que poner recursos para pavimentar una vía, así lo hicimos, adelantamos una revisión administrativa que eliminó burocracia innecesaria, nepotismo y gasto desmedido, firmamos convenios que superaron los $100 mil millones en materia de Ciencia, Tecnología e Innovación, pagamos desde el Gobierno departamental más de 18 mil cupos en educación profesional, se han acreditado varios programas académicos que no lo estaban y estamos muy cerca de la acreditación de alta calidad, lo que nos pondría dentro de los 12 departamentos más competitivos del país.

En el Tolima respecto al país, llevamos una importante ventaja en tratándose de la matricula cero, el gobierno departamental ha hecho todo y más allá. En sus finanzas queda marcada para la eternidad el gran esfuerzo que hicimos, demostrando que le dimos la importancia merecida, a lo que por tanto tiempo para otros solo fue abandono de la educación superior del Tolima, manejada por décadas con irresponsabilidad, politiquería y sin vergüenza. 

La universidad debe seguir avanzando como lo viene haciendo bajo los principios de autonomía, autogobierno, austeridad y trasparencia, hacia al terreno de la virtualidad, destinar fondos específicos para esa apropiación de conocimiento en términos de equipos para sus estudiantes y plataformas eficientes, que permitan que a más alejados lugares y a más tolimenses llegue educación superior pertinente y de alta calidad.