Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 05.Julio.2020
Inacar
  |   30.Junio.2020   |   Por:  
Gerardo Gómez

Dos hombres en complicidad estarían reduciendo a sus víctimas con engaños y al parecer, drogándolas luego de abordarlas en sectores céntricos de Ibagué

Carrera tercera Ibagué
Crédito: 
Alcaldía de Ibagué
La líder y dirigente de la Red de Mujeres de Ibagué, REMI, Estella Gordillo, narró a Econoticias de Ecos del Combeima, cómo fue su caso y advierte a las personas que no establezcan diálogo con extraños en vías o sitios públicos porque las consecuencias pueden ser muy graves.

Doña Estella, más conocida como ‘Estelita Gordillo’, fue abordada por un hombre de edad avanzada, de aspecto inofensivo, baja estatura y acento pastuso o caucano, en pleno centro de la ciudad de Ibagué cuando pretendía realizar una diligencia personal aprovechando que se encontraba de ‘pico y cédula’ y en vista que hacía un periodo largo de tiempo no salía de su casa cuidándose de la pandemia por COVID-19.

Los hechos se presentaron en plena calle 12 con carrera tercera cuando el sujeto antes mencionado, se le acercó con la aparente intensión de indagarle por un abogado afirmándole que no era de esta ciudad y requería orientación, desde ese momento comenzó el drama al que se vio enfrentada la líder social que pudo haber terminado en tragedia.

“El jueves anterior me dirigí hasta la Cámara de Comercio para realizar una diligencia y aprovechando que tenía ‘pico y cédula’ decidí hacer unas compras de algunos artículos que necesitaba y bajé por la carrera tercera, cuando llegué a la 12 con tercera, mientras esperaba que cambiara el semáforo, un viejito con una apariencia casi que angelical e inofensiva me abordó y me dijo: “señorita, necesito ubicar este abogado, es que estoy solito y vengo por una plata que me tienen que dar pero no lo encuentro y nadie me da razón, estoy solo y no conozco la ciudad”, pero si noté que había un hombre cerca viendo y escuchando lo que me decía el señor que afirmaba que venía a cobrar una gran suma de dinero”, expresó la líder Gordillo.

Afirma que acto seguido el segundo sujeto de unos 32 años, los abordó afirmando que él si conocía el abogado y ella le dijo que acompañara entonces al anciano, ante lo cual el sujeto le manifestó que no fuera a dejar solo al abuelo y que no desconfiara que él era funcionario de la Alcaldía de la oficina de víctimas, dice que ella no tuvo sospecha porque le vio algo colgado como un carné y además estaba bien vestido e impecablemente presentado al igual que el anciano.

“Me dijo que no dejáramos al abuelo ahí tirado y lo acompañáramos hasta la carrera cuarta a donde evidentemente llegué junto a ellos y mientras me decía el viejo que tenía un billete ganador de lotería y me lo mostraba muy de cerca y como pasándomelo por la cara, creo que ahí me dieron algo pero como yo tenía puesto el tapabocas y unas gafas grandes, creo que por eso no fue tan contundente pero si recuerdo que de un momento a otro, las piernas me flaquearon, me sentí mareada, la cabeza me daba vueltas y decidí retirarme del sitio pero en muy malas condiciones, logré llegar hasta la 12 con tercera nuevamente, le pedí ayuda a una mujer y no recuerdo nada más sino hasta cuando pude reaccionar más tarde y llamar a una amiga mientras me movilizaba en una buseta de transporte público, ella me recogió y me llevó hasta la casa pero me sentía muy mal y sin poder controlar mi voluntad“, agregó.

Doña Estella Gordillo tras sufrir decaimiento, mareos constantes, dolor de cabeza y otras afectaciones, será atendida por un médico que le dictamine su actual estado y ella manifiesta que personas allegadas y quienes se han enterado de la situación, le han expresado que al parecer los dos sujetos, el viejo y el hombre más joven, permanentemente se les ha podido observar actuando de igual manera con otras personas y al parecer luego de reducirlos proceden a hurtarles el dinero o sus pertenencias, mientras tanto y luego de realizarle las entrevistas de rigor y verificar que evidentemente los sujetos no logaron su objetivo, se está tras su pista por parte de la Policía Metropolitana de Ibagué.

Escuche el testimonio completo: