Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 03.Julio.2020
Inacar
  |   18.Febrero.2020   |   Por:  
Ecos del Combeima

¿Es todavía relevante el oro?

Crédito: 
Suministrada
A lo largo de la historia, el oro ha sido el metal más cotizado por todo el mundo. A día de hoy, sigue conservando ese símbolo de poder y de riqueza que generaciones anteriores a la nuestra ya le dieron.

La resistencia y dureza de este material hace que soporte perfectamente el paso del tiempo. Su brillo a atraído a creyentes, que lo han usado como ofrenda para sus dioses. Y el hecho de no ser un metal tóxico significa que ha podido usarse en diversos sectores como la medicina.

La historia está llena de ejemplos de imperios y Estados que han utilizado el oro para marcar su riqueza. De hecho, todavía a día de hoy asociamos los lingotes de oro con las grandes fortunas. Pese a que cada vez es menos común que se utilicen monedas de oro de curso legal (su valor real termina siendo inferior al valor de su fabricación), sigue siendo popular entre los inversores el querer comprar oro. Así, parece que el oro es todavía relevante en nuestra sociedad, pero ¿por qué?

Basta con fijarse en los bancos centrales y otras organizaciones financieras como el Fondo Monetario Internacional para entender que es realmente así. Estas instituciones tienen en su propiedad una quinta parte de todo el oro extraído del mundo, lo que ya nos puede dar una idea de lo importante que sigue siendo a día de hoy. El oro ha sido capaz de mantener su altísimo valor a lo largo de los años, mientras otras divisas han sufrido unas consecuencias más severas debido a la inflación.

Como todo en la vida, existen pros y contras de invertir en un activo como el oro. Entre las ventajas de apostar por este metal, está precisamente que su precio ha conseguido subir en los últimos años incluso en momentos tan delicados como la crisis financiera de 2008. Mientras que las monedas son fluctuantes, el oro consigue mantener su valor estable, lo que garantiza que la cantidad que pagues por él vaya ser la misma a largo plazo. Además, el oro físico está exento de impuestos.

Ahora bien, como decíamos, también hay algunos inconvenientes de invertir dinero en este material brillante. Si nos fijamos en los retornos históricos, el oro deja de ser una inversión tan segura, y otras inversiones como los bonos y las acciones se han revalorizado muchísimo más en los últimos años.

Históricamente, invertir en oro ha sido considerada una buena decisión, sobre todo porque permite diversificar las inversiones, algo que no se consigue si uno decide apostar todos sus ahorros en la moneda de su país (que tiene el riesgo de sufrir inflación). Eso sigue siendo válido a día de hoy, especialmente para aquellos inversores que esperan que los activos en los que han depositado su dinero vayan a ver aumentado su valor en el futuro.

Para saber si es un buen momento para invertir hay que tener en cuenta su evolución por el índice bursátil S&P 500 de los últimos diez años. Nuestra recomendación es hacer la inversión cuando no sea demasiado caro y así haya la posibilidad de que crezca a tu favor. En cualquier caso, de lo que no cabe duda es que el oro ha sido, es y seguirá siendo relevante en nuestra sociedad.