Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Noviembre.2019
Belvedere
Salud
  |   22.Octubre.2019   |   Por:  

Chile en medio de la incertidumbre y el caos.

Crédito: 
AFP
Las cifras oficiales reportan trece personas muertas en medio de las violentas protestas que tuvieron como detonante el incremento de los pasajes en el transporte público, dos colombianos están dentro de las víctimas.

Econoticias de Ecos del Combeima dialogó desde Santiago de Chile con Fernando, un chileno que ha tenido cercanía con nuestro país y manifestó que lo que se ha dado a conocer a través de las informaciones oficiales, solo es un pequeño reflejo que muestra lo que pasa en la capital pero que la situación se ha generalizado en todas las provincias del país austral.

“Este es un movimiento que no es de los partidos políticos tradicionales de Chile sino básicamente de organizaciones sociales y que surgió casi que de manera espontánea pero que en realidad se venía gestando desde hace tiempos a raíz de la situación social que se vive en el país”, afirmó Fernando.

Dijo que si bien la gota que rebosó el vaso, fue el alza de los pasajes, ha habido una diversidad de situaciones y de injusticia que afectan al conjunto de la población chilena y que se han desbordado en fuertes disturbios y manifestaciones de inconformidad.

“En estos momentos nos encontramos en estado de emergencia, con toques de queda en diferentes horas y con la presencia de militares y policías en las calles con armas de guerra mientras que la gente expresa su descontento pacíficamente inicialmente donde se desbordan hechos de violencia y todo esto se ha convertido en una situación muy difícil y complicada”, expresó este profesional chileno.

Dijo que se vive una tensa calma con mucha gente en las calles, con dificultades para la movilización, con muchos supermercados cerrados y las personas haciendo largas filas para comprar provisiones en negocios pequeños en medio de un ambiente de zozobra e inseguridad pero con la expectativa por que la situación pare pronto pero que se alcancen y se solucionen las demandas de la mayoría de la gente.

“Cada cierto tiempo se producen cacerolazos en Santiago y esto ya se extendió por todo Chile, la distribución del ingreso es muy injusta, un porcentaje mínimo tiene todos los privilegios como son los políticos, los empresarios, los de las fuerzas armadas mientras que un gran porcentaje de la población está en medio de la miseria que podría ser el 85 por ciento de la población, hay jubilados que ganan 100 mil pesos chilenos y tienen que seguir trabajando a pesar de haberse pensionado; el salario mínimo de un chileno está en 320 mil pesos y eso alcanza para vivir quince días, de resto hay que endeudarse para sobrevivir y eso es violencia”, agregó Juan.

Afirmó que la alimentación que se puede obtener con ese ingreso no es muy adecuada, los costos se han venido desbordando y que como en el caso del incremento en los pasajes que representa más de 50 mil pesos al mes para alguien que sólo gana algo más de 300 mil es exagerado y que al igual que en muchos países de Latinoamérica la imagen de prosperidad y del milagro económico chileno, no es tal porque allá los que se quedan con el ingreso son pocos y al común de la población se les paga sueldos de hambre.