Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 23.Agosto.2019
Terraverde
  |   18.Julio.2019   |   Por:  
Ecos del Combeima

¿De qué se encarga una clínica del sueño?

Crédito: 
Suministrada
El hecho de tener problemas para dormir es un buen indicativo para acudir a un centro especializado en ayudar a obtener un correcto descanso durante las noches.

Una clínica del sueño es una institución especializada que brinda atención médica a aquellas personas que tienen trastornos para dormir (o para mantenerse despiertos). La medicina del sueño es la especialización médica encargada del diagnóstico y tratamiento de dichas alteraciones. Su crecimiento ha hecho que sea, con el tiempo, reconocida en numerosos países gracias a los resultados de las investigaciones que se han llevado a cabo con el objetivo de recabar información que sea útil para mejorar la vida de los afectados.

A este tipo de institución es dónde deben acudir personas que crean tener algún trastorno del sueño, que no es lo mismo que dificultades para dormir. Se puede hacer un test del sueño en caso de tener sospechas del desorden y, a continuación, acudir a una clínica del sueño para realizar una consulta médica y un estudio de sueño el laboratorio del sueño, si el médico lo considera oportuno. En este lugar el paciente dispone de una habitación donde duerme, y en otra habitación se encuentra un técnico experto, encargado de controlar los equipos de registro.

Mediante esta prueba, se detecta si hay -o no-, uno o más trastornos físicos, los cuales tienen origen en problemas neurológicos o respiratorios. La alteración del sueño también puede ocasionar consecuencias neurológicas y psíquicas, por lo que en este período de evaluación se determina además cuáles son la causas y cuáles las consecuencias. De esta manera se espera comenzar tratamientos apropiados. Para ello, se tiene contamos con un equipo de trabajo constituido por profesionales en de diferentes áreas de la salud. Éstos incluyen psicólogos, neurólogos, internistas, neumólogos, geriatras ¿los tenemos?, e incluso otorrinolaringólogos aunque pueda ser inesperado. El objetivo de esto esta interdisciplinariedad es explorar tratar el trastorno de manera integral y de la mano de expertos que puedan atender a cada caso.

Trastornos del sueño y tratamientos

Existe una variedad significativa de los desórdenes del sueño, de los cuales muchos comparten síntomas, por lo que su correcto diagnóstico y clasificación se vuelven un tema complejo. Esta es la razón por la que tantos profesionales están involucrados en el estudio del sueño, y por tanto el propio diagnóstico es multidisciplinario.

Hay trastornos que son muy comunes habituales como lo es el insomnio crónico, el cual consiste en la disminución de la capacidad para dormir y a su vez, es bastante fácil de detectar por el propio afectado. Sin embargo, existen otros trastornos como la roncopatía, que no es habitualmente reconocida como una perturbación del sueño por el paciente; a pesar de que sí lo sea.

La amplia gama de desórdenes hace que también sea grande la variedad de tratamientos. Éstos pueden incluir fármacos, terapia con luz, férulas de descarga y dietas personalizadas, entre otros tratamientos.

Más que soluciones médicas

La otra función principal de una clínica de sueño es la de investigar e informar sobre los resultados, es por ello que diversos organismos continuamente hacen publicaciones al respecto. De esta manera, las clínicas del sueño pueden ser consideradas como centros de investigación y enseñanza.

Una de las áreas de las clínicas se encarga de buscar pacientes que deseen ser voluntarios como sujeto de observación en el trabajo de investigación de una gran variedad de trastornos. Esto es habitual, ya que el estudio de los trastornos para dormir es un tema amplio que involucra gran cantidad de campos de la medicina. La importancia de este ámbito de las clínicas radica en ofrecer mejores diagnóstico y tratamientos, por tanto, soluciones a los pacientes afectados por las patologías estudiadas.

A pesar de que es habitual sentirse cansado hoy en día, no debería considerarse un estado normal de salud. No prestar atención a los posibles trastornos del sueño trae consecuencias como el deterioro del bienestar general y el bajo rendimiento laboral o escolar. Incluso éstos podrían ser el síntoma de un problema de salud que todavía no ha sido detectado y que a largo plazo, traiga otras consecuencias más graves.