Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 08.Diciembre.2019
Belvedere
  |   15.Julio.2019   |   Por:  
Andres Forero

El precio de la transparencia

Óscar Barreto Quiroga, gobernador del Tolima, 2018
Crédito: 
Ecos del Combeima
Un propósito a todas luces loable, si el precio de la transparencia no fuera tan alto, pues para los eventos de rendición de cuentas de la Gobernación del Tolima se invertirán 482 millones 700 mil pesos, un presupuesto igual al que se necesitaría para pagar subsidios a más de 7000 estudiantes en la zona rural durante un mes. Por: Andrés Forero.

Saber cómo y en qué se invierten los recursos públicos debería ser antes que una obligación de los gobernantes una responsabilidad de los ciudadanos.

Sin embargo, los ejercicios de rendición de cuentas de los entes territoriales parecieran haberse convertido en la excusa perfecta para "cruzar cuentas", pagar favores y en épocas electorales aprovisionarse de capital para financiar las campañas de los ungidos por el gobernante de turno.

Usualmente los mensajes de invitación a estos espacios para el ejercicio pleno de la gobernanza y la participación ciudadanía refieren a la transparencia, el diálogo de frente a la gente, y en consonancia con ello deberían empezar por contarnos cuántos de los recursos del erario se invierten en la preparación de estas actividades que a veces parecen más un programa concurso con sets, grandes despliegues tecnológicos y libretos hasta para las intervenciones ciudadanas.

Así que me propuse con esta columna hacer una contribución a las cifras de la Administración Barreto como abrebocas a su rendición de cuentas de hoy.

Pues bien, lo primero que hay que decir es que esta administración es cumplidora de sus obligaciones y con obsesión programa no solo una sino tres rendiciones de cuentas en apenas 150 días.

Al menos así se lee en el contrato 1455 del 2 de julio de 2019, cuyo objeto es contratar la prestación de servicios de un operador de apoyo logístico para la organización, montaje y realización de las actividades en la estrategia de rendición de cuentas de la administración departamental.

En el mismo documento se especifica que se trata de audiencias de rendición de cuentas: por parte del gobernador, Infancia y adolescencia y Ciencia, Tecnología e Innovación, estás dos últimas previstas para el mes de agosto.

Un propósito a todas luces loable, si el precio de la transparencia no fuera tan alto, pues para los eventos en mención se invertirán 482 millones 700 mil pesos, un presupuesto igual al que se necesitaría para pagar subsidios a más de 7000 estudiantes en la zona rural durante un mes o a unos mil niños y jóvenes en siete meses.

Solo el evento de hoy nos costará a los tolimenses más de 194 millones de pesos de los que se benefician unos pocos, como por ejemplo el afortunado propietario del lote de la avenida Ambalá con calle 60, donde se realizará la actividad, a quien se le pagarán cerca de siete millones de pesos por su servicio.

Ni hablar del operador logístico a quien con este tres en uno se le apareció la virgen.

Revisar los requerimientos de la cotización es preguntarse si no se hubiese podido desarrollar un ejercicio más austero, pero también cuáles fueron los criterios para seleccionar a 800 personas que serán transportadas desde los diferentes municipios, a quienes se les garantizará desayuno, transporte y refrigerios.

¿Será que cualquier ciudadano podía postularse siendo afecto o no al gobierno seccional? ¿Por qué unos municipios y no otros, tal vez se priorizaron aquellos en los que se han concentrado las inversiones?

A lo que nos han acostumbrado es a que estos escenarios se conviertan en una asamblea de trabajadores a la que acuden funcionarios de planta, contratistas y en una mínima proporción ciudadanos, de los cuales un alto porcentaje lo hacen motivados por algún interés particular, diferente a conocer las realidades de la ejecución desde lo público.

Un dato de cierre a modo de ejemplo. La última  encuesta de percepción ciudadana Ibagué Cómo Vamos, preguntó a los ibaguereños si alguna vez habían participado en espacios de rendición de cuentas de la Alcaldía.

¿Saben cuál fue el resultado? No, el 80% de los consultados y sin embargo, los medios oficiales de comunicación presumen al mostrarnos carpas llenas.

Espero estar tan equivocado como para que la rendición de cuentas de hoy sea la diferencia.

Señor gobernador, aunque para los entes de control el asunto será de menor interés, desde el control social estamos obligados a pedirle una administración responsable y seria del dinero de todos. No hace falta pagar un gran show para que nos entere de lo que ha hecho atendiendo la delegación que le concedieron las mayorías en las urnas, menos cuando se hace un día hábil en el que todos debemos ir a cumplir nuestras obligaciones laborales.