Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 26.Abril.2019
Terraverde
  |   13.Abril.2019   |   Por:  
Ecos del Combeima

Gerente del Hospital Carlos Torrente Llano rindió cuentas a la Alcaldía de Santa Isabel

Crédito: 
Prensa Alcaldía
La gerente Mayte Samor Sánchez Otálora informó que los resultados del trabajo que ha realizado desde el 2016 ha dejado buenos resultados económicos y financieros para la institución prestadora del servicio de salud.

Este viernes se cumplió en la Alcaldía de Santa Isabel la rendición de cuentas del Hospital Carlos Torrente Llano, en cabeza de su gerente Mayte Samor Sánchez Otálora, quien calificó la misma como satisfactoria por las metas alcanzadas, una de ellas la entrega de una ambulancia de transporte asistencial gestionada ante la Secretaría de Salud departamental y el Ministerio de Salud.

La gerente recordó que en el 2016 recibió el hospital “en riesgo financiero, situación que se agudiza hacia finales de 2016, siendo necesario empezar un programa saneamiento fiscal y financiero en cabeza de la Junta Directiva”, por lo que se tomaron “medidas desde la parte administrativa, reorganización administrativa, fortalecimiento de ingresos, saneamiento de pasivos, restructuración de la deuda y racionalización del gasto”.

En el informe presentado, se “vio el trabajo hecho en equipo y con honestidad, donde se logró la recuperación de la cartera y así permitir sanear pasivos”, aseguró la gerente, quien agregó “aprovecho este espacio para hacer un llamado al ente municipal, departamental y nacional, para que nos ayuden a generar estrategias para el fortalecimiento de los ingresos y dar solidez a estos resultados que hemos logrado, es el punto en el que necesitamos coloración”.

Por su parte, el alcalde de Santa Isabel, Jaime Rincón Soto, dijo que “la Gobernación tenía una expectativa que la deuda del hospital, se iba a cerrar en 500 millones en pasivos, pero gracias a la tarea que se hizo de contención del gasto, control de gasto y recuperar cartera permitió que los pasivos al cierre 2018 fueran de alrededor de 150 millones”.

Los retos para lo que falta del 2019 son tener los ingresos suficientes para que se pueda mantener el ritmo de operación, seguir en el punto de equilibrio.