Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 15.Enero.2019
  |   21.Diciembre.2018   |   Por:  
Gerardo Gómez Martínez

Adonay, ¿por qué te casaste?, por primera vez la musa inspiradora de este famoso tema musical nos cuenta la historia

Adonay matrimonio
Crédito: 
Suministrada - Ecos del Combeima
El éxito que hiciera famoso Rodolfo Aicardi con la orquesta Los Hispanos, tuvo su origen en el departamento del Tolima donde encontramos a su protagonista quien a sus 83 años, rompió el silencio y narró los detalles que nadie conocía hasta hoy.

 

Historia de Adonay Ardila Urueña

 

Se trata de Adonay Ardila Urueña, la mujer que a esta edad aún conserva su belleza natural con una sonrisa y el brillo de sus ojos que  luce con el donaire, señorío y gracia de la mujer tolimense.

Ella se atrevió a contarle a Ecos del Combeima, cómo es la verdadera historia que se desarrolló contrario a lo que muchos piensan, en tierras tolimenses y no en la costa caribe de Colombia, la autoría del tema Adonay se le ha adjudicado al gran compositor Julio Erazo, pero parece que la realidad fue otra.

 

A doña Adonay Ardila la encontramos en su casa del barrio Santa Ana en la comuna siete de Ibagué donde hace varios años reside junto a dos de sus hijos, un hermano y una biznieta, vive tranquila y con algo de nostalgia en su rostro nos expresó cómo a la edad de 17 años viviendo en el municipio de Planadas despertó el amor y la pasión de un soldado del Ejército Colombiano quien quedó prendado de su belleza y gracia a tal punto de prometerle regresar luego de estudiar, para hacerla su esposa.

“Soy una mujer de 83 años y a los 17 por allá en 1952 o en el 54 tuve un novio que era de Tumaco Nariño y se llamaba Manuel Agustín Sevillano, él era negrito, vivíamos en Planadas y como manteníamos mucho contacto con el Ejército porque eran los que nos cuidaban……yo lo conocí, se enamoró de mí y yo de él, entonces fue a hablar con mis padres para pedirles permiso y ser novios pero no lo aceptaron  me prohibieron que me fuera de pronto a casar con él puesto que no les gustaba por ser negro y no tener nada que ofrecerme, ellos no lo querían”, afirma Adonay.  

Expresó que en esos tiempos el noviazgo era algo muy diferente a los de hoy en día, que si había visitas era con los papás presentes y prácticamente no los dejaban hablar nada, dijo que cuando le dieron la baja a su enamorado tras haber prestado su servicio militar volvió para llevársela con él como se lo había prometido y lo habían acordado pero ella estaba asustaba porque sus padres le habían dicho que si se iba con ese hombre considerarían que ya no era su hija.

“Yo le dije que no, que ya no me casaba y entonces no volvimos a saber el uno del otro y se fue para Bogotá a estudiar, mi papá se vino para Ibagué y perdimos el contacto…..él antes de irse fue a pedirle mi mano a mis papás pero yo era muy joven y vivía con miedo entonces delante de ellos le dije que no, que no lo quería pero eran mentiras porque dentro de mi corazón, yo si lo quería”, afirma en medio de sonrisas.

Dijo que Manuel Agustín Sevillano le había dicho que cuando terminara sus estudios en Bogotá, volvía para que se casaran pero en medio de ese lapso, encontró al hombre que se convertiría luego en su esposo y se casó.

 

“Cuando él se dio cuenta que yo me había casado, un día volvió y me envió una carta donde me reclamaba y ahí me escribió la canción que decía: ‘Por qué te casaste y no me esperaste’, entonces yo ya estaba casada me dio tristeza pero ya no había remedio porque estaba en matrimonio con otro hombre y todo terminó ahí, la carta se me embolató con el correr del tiempo y no sé qué pasó con ella”, agrega.

Dice que finalmente se enamoró de un hombre quien se convertiría en su esposo, su nombre es Leonardo Quijano con quien tuvo seis hijos que se convirtieron en su vida y razón de ser.

Pero, ¿Por qué te casaste Adonay?, le preguntamos y respondió sin titubear: “Porque como dice el dicho: matrimonio y mortaja, del cielo bajan y el negro no era mi esposo era Leonardo quien se convirtió en el papá de mis hijos, él apareció y nos casamos entonces Manuel Sevillano llegó lueg con su canción a reclamarme pero ya era tarde”, agregó.

Dice que con su enamorado frustrado había planeado fugarse pero por el temor y la obediencia a sus padres lo dejó plantado y no le cumplió la cita, supo que el hombre se marchó a Bogotá se hizo profesional como abogado se casó y por último, en las noticias se enteró que a los 75 años el 24 de octubre de 2006, Manuel Sevillano falleció en medio de una audiencia judicial cuando enfrentaba la defensa de un procesado, ver nota: https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-2248750

Sobre lo famoso que se hizo su nombre a raíz de la canción y la pregunta que muchos se han hecho luego de que fuera grabada en los años 70 por Rodolfo Aicardi y Los Hispanos, afirma que se siente elogiada y que su primer enamorado en medio de su despecho hizo el tema que a la postre y se volvió una canción muy exitosa tanto que se baila sobre todo en los diciembres o en cualquier época y se manifestó tranquila y alegre hoy en día, tras haber contado la historia que la rodeó.

“Adonay por qué te casaste Adonay, Adonay por qué no esperaste mi amor, Adonay por ti se forjó mi pasión, por ti corre siempre veloz, la sangre de mi corazón….por qué te casaste Adonay y no me esperaste Adonay, te sigo queriendo Adonay, te iré persiguiendo…”, con una sonrisa y dulzura entrañables, doña Adonay Ardila Urueña se despide deseándoles a todos feliz navidad y que no dejen de bailar y cantar este famoso tema del cual orgullosamente dice que fue la musa de inspiración.