Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 15.Enero.2019
  |   13.Noviembre.2018   |   Por:  
EL ESPECTADOR

Stan Lee: el hombre detrás de la era dorada de los superhéroes

Stan Lee
Crédito: 
AFP
El legendario Stanley Martin Lieber, creador de personajes icónicos como el Hombre Araña, Hulk, los X-Men y los Avengers, deja un legado que marcó para siempre a generaciones de niños y adultos en todo el planeta.

 

Nacido en Nueva York e hijo de inmigrantes rumanos, el escritor comenzó a trabajar para Timely Comics, empresa que daría origen a Marvel en 1939.

“Nunca sabré cómo sucedió o por qué, pero Joe Simon y Jack Kirby se fueron (de Timely Comics). El editor entró en la oficina y vio que era el único que estaba ahí. Y me dijo: ‘¿Puedes encargarte de esto?’”, recordó el pasado agosto durante un homenaje en Los Ángeles, semanas antes de su fallecimiento.

En Timely, Lee se convirtió en editor, director artístico y guionista, y en 1961 refundó la editorial, que pasó a denominarse Marvel. Allí Lee supo darle al género de los superhéroes un nuevo impulso.

Su primera creación para Marvel fueron los Cuatro Fantásticos, que aparecieron ese mismo 1961. Eran la respuesta a la recuperación de los superhéroes por parte de DC, la editorial rival, que contaba con Superman, Batman, la Mujer Maravilla, la Liga de la Justicia, entre otros.

Pero en los 60 el dominio era de Marvel, de Lee y de sus superhéroes más humanos, con problemas existenciales e historias más cotidianas que mezclaba con las acciones heroicas típicas de los héroes. Sus personajes, como Iron Man, Hulk, el Hombre Araña, Thor, Deadpool, los X-Men, los Avengers, Doctor Strange y Black Panther, se convirtieron en figuras de la industria del entretenimiento con la que han soñado y disfrutado varias generaciones de
seguidores.

De todos ellos, Lee se decantaba por Iron Man y lo hacía, como siempre, con humor: “Es increíblemente rico, es atractivo, las mujeres le aman. Es un tipo perfecto”, dijo del personaje que saltó a la gran pantalla con el rostro de Robert Downey Jr. en el año 2008.

En los años ochenta, Lee se trasladó a Hollywood y empezó a desarrollar proyectos para la televisión, que serían el germen de la explosión cinematográfica que llegaría en el siglo XXI con el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU, en inglés).

El MCU se ha convertido desde su lanzamiento, en 2008, en la franquicia cinematográfica más exitosa de la historia, con ganancias de más de US$17.000 millones en diez años. Stan Lee ejercía de productor ejecutivo de cada uno de los proyectos, que hasta la fecha de su muerte ascendían a 21 películas.

Ya en la cima del éxito, Lee solía hacer un cameo en las películas, el cual se volvió una marca registrada del MCU y una pequeña parte de su gran legado, el cual quedará grabado para siempre en la memoria colectiva de niños y adultos que crecieron con sus historias y personajes.

Tomado de: elespectador.com