Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 16.Julio.2018
Prabyc
  |   09.Julio.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

“Se ha interpretado de forma inadecuada los artículos que hablan de la financiación del proyecto del cuidado de los páramos”: Luciano Grisales

Páramo del Tolima
Crédito: 
Gobernación del Tolima
El representante a la Cámara del Quindío y coautor del proyecto aclaró que la Ley nunca ha buscado perjudicar a ninguna CAR e indicó que se requiere una concertación y reglamentación para que la protección de los sistemas de páramo sea una realidad con la participación de todos.

 

Luego de más de un año de dar la pelea en el Senado de la República y la Cámara de Representantes por fin la ley que busca construir una política pública en materia de conservación de ecosistemas de paramo y defender su integridad, pasará a manos del presidente Santos para su respectiva sanción. 

Sin embargo las CARS han manifestado que esta Ley contendría dos artículos que reducirían las transferencias del sector eléctrico y las tasas por uso de agua por lo que serían afectados gravemente y ante ello han solicitado a Juan Manuel Santos que no sancione la Ley.

Lea también "Estamos de acuerdo con la preservación de los páramos pero no compartimos que se dejen los artículos que afectan el presupuesto de las CAR en el país”: Jorge Cardoso

El representante a la Cámara del Quindío, Luciano Grisales, uno de los autores del proyecto, explicó que hace más de un año y medio plantearon que Colombia necesita un marco legal para la protección de los ecosistemas estratégicos para el ciclo del agua en el país y es importante que las CARS del país entren a interpretar el proyecto.

“Hemos compartido el proyecto con las CARS e incluso habíamos propuesto ponerle un 1% adicional a la tasa de uso de agua y así se nos fueron casi 2 años debatiendo este proyecto que tiene como objetivo conservar y preservar los ecosistemas de paramos”, indicó Grisales.

Puntualizó que a su parecer se ha malinterpretado los artículos de la Ley con respecto a la financiación del proyecto e indicó que los artículos 24 y 25 que hablan de la tasa del uso del agua y de la forma en que se debía proveer una parte para el cuidado de los páramos.

“Lo que se exige es un debate para una adecuada regulación, una regulación que diga cuál es el porcentaje que se trasladará a una subcuenta de paramos dentro del Fondo Nacional Ambiental que además tendrá recursos del impuesto al carbón, el presupuesto nacional de la Nación y cooperación internacional, además de algunos entes territoriales y Ministerio”, aseguró el representante a la Cámara del Quindío.

Comentó que se deben especificar recursos al cuidado y ejecución de proyectos que amparen a los páramos del país y afirmó que no es cierto que los recursos se estén desviando sino que se destinan al cuidado de estos ecosistemas.

“Es probable que la CAR del Tolima deba enviar recursos para que esta cuenta de paramos sea alimentada, nunca hemos dicho que el 100% del dinero de la tasa de uso del agua tenga que ir a esta cuenta, pero se debe llegar a un porcentaje que luego pueda regresarle a las mismas CAR recursos para los páramos”, indicó Grisales.

El coautor del proyecto aseguró que lo importante es llegar a acuerdos para lograr proteger los sistemas de páramos que están proporcionando cerca del 70% del suministro de agua potable para el país.

“En una Ley no podía quedar un número exacto pero como los recursos que se destinarán para el cuidado de los páramos no es exclusivo de la tasa del uso del agua sino que además tiene unas fuentes de financiación diferentes, creo que se debe reglamentar para ser equitativos y tener en cuenta las preocupación y responsabilidades que cada CARS tiene sobre los páramos”.   

Con el proyecto de Ley, estarían en riesgo corporaciones como Corpoguavio, Cornare, y Corpochivor entre otras que dependen de las transferencias del sector eléctrico.

Luciano Grisales recalcó que está ley no tiene micos ni ha buscado perjudicar a nadie, al contrario busca proteger el recursos hídrico que es de todos los colombianos.