Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 12.Noviembre.2018
Prabyc
  |   06.Julio.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

“La acción popular se presentará por la tala indiscriminada de 1.087 árboles al interior del Parque Deportivo”: Néstor Gregory Díaz

Parque Deportivo
Crédito: 
Tomada de Internet
El jurista explicó que Cortolima autorizó la tala de los árboles y dio tres años para sustituirlos, sin embargo en febrero se venció el plazo y aún nadie responde por el arboricidio.

 

Los pasados Juegos Nacionales realizados en el departamento dejaron no solo los escenarios deportivos de Ibagué destruidos a causa de la corrupción sino que también fueron el escenario para un gran arboricidio que hasta el momento no ha sido subsanado.

El abogado Néstor Gregory Díaz se refirió al tema y anunció que se adelantará una acción popular para que se repongan los más de mil árboles que se derribaron en el Parque Deportivo para dar paso a la construcción de los escenarios.

“La acción popular se presentará por la tala indiscriminada de 1.087 árboles al interior del Parque Deportivo, labor que fue autorizada por Cortolima en forma ‘Fast Track’, unos árboles que descontaminaban el aire y hasta el momento nadie ha entrado a reponer”.

El abogado indicó que esta superficie de árboles cumplía una gran función y contribuían a la calidad de vida de los ibaguereños por lo que es imperativo recuperarlos.

“Cortolima en la resolución que permitió la tala les ordenó plantar árboles de más de un metro en una cantidad de más de 5 mil árboles para sustituir lo que era un pulmón de la ciudad, se indicaba que debían ser plantados en la zona interior del mismo parque lo que resulta curioso porque ordena la tala pero al mismo tiempo ordena la siembra”, indico el abogado.

Puntualizó que si no era en el interior se debían plantar en la parte externa del Parque y si no cabían se debían plantar en la parte alta de la cuenca del Río Opia, la principal fuente del acueducto municipal de Piedra, sin embargo los 3 años que concedió Cortolima para realizar la siembra se vencieron en febrero de este año y aún no se ha plantado nada.

“Ahora resulta que el director de Cortolima permitirá al Imdri y a los españoles que siembren unos árboles al costado de la vía del aeropuerto, aquí se violó el derecho a gozar de un buen ambiente, a la salud, al aire puro, a la calidad de vida, por eso esperamos que una vez instaurada la acción popular se cumpla con lo prometido”.

El abogado comentó que el IMDRI y TYPSA están en la obligación de sustituir los árboles y hacer la compensación que requiere la ciudad para recuperar este medio natural que era tan importante para Ibagué.