Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 09.Diciembre.2018
Prabyc
  |   13.Junio.2018   |   Por:  
Yudy Vallejo

Reciclando el Mundo Vamos Cambiando, la iniciativa que está limpiando a Payandé

Sembradoras de Vida
Crédito: 
Suministrada
Un grupo de mujeres están sacando adelante un proyecto de reciclaje que ya ha involucrado al 90% de la población del corregimiento y que ha recibido el apoyo de Cortolima y Fundación Cemex por su alto impacto ambiental para la región.

 

Una de las apuestas más importantes que se ha emprendido en todo el mundo es la del reciclaje con el fin de conservar las materias primas y darle un respiro al medio ambiente, al tiempo que se reduce la enorme cantidad de basura que contamina no solo desde los rellenos sanitarios sino también al tener una inadecuada disposición final y termina en ríos, bosques y calles.

Bajo esta primicia desde Cortolima se han emprendido acciones con el fin de impartir educación ambiental de calidad a través del programa Proceda, que fue bien recibida por un grupo de mujeres emprendedoras del corregimiento de Payandé en San Luis, que buscaban empoderarse de su entorno y desarrollar procesos productivos.

Fue así como el colectivo de mujeres Sembradoras de Vida inició con proyecto desde hace varios meses denominado "Reciclando el Mundo Vamos Cambiando", que consiste en crear una fuente de ingresos a través del reciclaje.

En el proceso 12 mujeres han ido construyendo una red apoyo con la comunidad logrando que actualmente el 90% contribuya activamente en la separación desde la fuente.

Johana Díaz, miembro del grupo Sembradoras de Vida y del proyecto, explicó que la Fundación Cemex les ha brindado un gran apoyo económico en la búsqueda que iniciaron de independencia y aporte social a su comunidad.

“El objetivo principal de nuestra asociación es la recolección, almacenamiento y venta de los residuos sólidos que salen en nuestro corregimiento y las veredas aledañas, nosotras nos capacitamos como promotoras ambientales durante un año aproximadamente e identificamos que la contaminación era una de las mayores problemáticas que existían y de ahí salió el proyecto”.

Johana Díaz explicó que el primer paso que tuvieron que dar fue el de educar a la comunidad para que aceptaran iniciar la separación desde la fuente y procedieron a instalar en 100 hogares un sistema de separado para dar inicio al proyecto piloto.

“Podemos decir que aproximadamente el 90% del corregimiento nos hace la separación desde sus hogares, hemos logrado vincular a los hogares, las instituciones educativas y los niños”.

La semana pasada de manos de Cemex este grupo de mujeres emprendedoras recibieron una compactadora, una gramera en acero inoxidable, una báscula mecánica, bolsas de propileno, cadenas, puntos ecológicos, una trozadora, dotación de uniformes, vallas publicitarias entre otros elementos que fortalecerán el proyecto.

Según Johana Díaz en estos momentos solo les hace falta un medio de transporte que les permita movilizar los residuos sólidos desde las veredas a su disposición en almacenamiento y posteriormente a la venta.

“Lo principal que se necesita para que un emprendimiento salga adelante es la pasión por lo que uno quiere hacer, nada resulta en una semana pero con mucho empeño y planteando metas se puede ir avanzando, nosotras buscamos que las mujeres se apropien de sus entornos y de sus propias vidas porque a veces no nos damos cuenta de la importancia que tenemos en la sociedad”.